Los principios no se negocian
Luis Ernesto Ruiz Martínez
Jueves, 07 de Marzo de 2013

Luis Ernesto Ruiz Martínez - Blog Visión desde Cuba/Cubainformación. Sigue siendo absolutamente cierta la alerta en innumerables ocasiones del ilustre cubano que al llegar a Venezuela, aquel 21 de enero de 1881, preguntó antes de buscar dónde comer cuál camino conducía a la estatua del Libertador Simón Bolívar. Es que Martí fue un ferviente admirador de Bolívar y de su Patria Grande. Llegaba a la nación sudamericana mientras “gobernaba” el dictador Antonio Guzmán Blanco.

En la bella crónica de la Edad de Oro, Tres Héroes, Martí reflejaba así aquel momento para nuestros niños y niñas: “Cuentan que un viajero llegó un día a Caracas al anochecer, y sin sacudirse el polvo del camino, no preguntó dónde se comía ni se dormía, sino cómo se iba a donde estaba la estatua de Bolívar. El viajero hizo bien, porque todos los americanos deben querer a Bolívar como a un padre. A Bolívar, y a todos los que pelearon como él porque la América fuese del hombre americano”.

Esta mañana varios colegas de mi Universidad conversamos sobre estos dos grandes del continente mientras nos preparábamos para el cotidiano quehacer con estudiantes y trabajadores. La frase que he seleccionado como título de este post la repetía una y otra vez el excelente martiano Denis Rabell, profesor jubilado, en su intercambio con nosotros. Si nos detenemos en pasajes del proceso revolucionario que han vivido nuestros pueblos de Cuba y Venezuela encontraremos muchos momentos en que algunos han claudicado. Por suerte ante cada muestra de debilidad se han erguido vigorosos, cual pinos nuevos, otros hombres con el suficiente decoro para salvar la Patria de las garras enemigas.

El espíritu bolivariano ha sido decisivo para alcanzar este resultado. Recordar al Apostol ha sido imprescindible hoy pues “Martí fue uno de los principales bolivarianos de América, sobre todo en el sentido actual que le hemos dado a Bolívar, aquel que lo hace vivo, que hace de la palabra y de la imagen de Bolívar una continuidad de lucha, el inspirador de la independencia de los pueblos, un valor sobre el cual nosotros nos montamos para poder construir patria. Es por eso que hoy celebramos también, la fraternal e histórica alianza entre Venezuela y Cuba, y la estrecha hermandad entre sus pueblos”, dijo alguna vez Humberto González Silva, Director General de la Biblioteca Nacional y Presidente de la Casa Nuestra América José Martí en Venezuela.

Esa hermandad, que renace con fuerza en nuestras tierras sufridas, la consolidaron Fidel Castro y Hugo Chávez para bien de Nuestra América. Se basa en la preservación de nuestros principios, que no son negociables ante ninguna circunstancia.

 

Lo último

01 de Octubre // 08:24
documentales-de-hernando-calvo-ospina-en-la-casa-de-la-solidaridad-en-estocolmo Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos - Capítulo Suecia.- El viernes 27 de septiembre, la Asociación[...]
01 de Octubre // 08:10
bartolome-sancho-desmonto-tesis-sobre-crisis-humanitaria-en-venezuela-y-cuba Gerardo Moyá Noguera - Casa de Amistad Baleares-Cuba.- Bartolomé Sancho, periodista balear residente en La Habana y presidente de Honor de la[...]
01 de Octubre // 07:23
nueva-propuesta-literaria-cuba-frente-al-buen-vecino-entre-el-contrato-y-la-herejia Cubadebate.- “Cuba frente al buen vecino. Entre el contrato y la herejía”, libro del ingeniero y periodista Iroel Sánchez, será presentado el[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos