Cuba ratifica su compromiso honesto con una salud gratuita y universal PDF Imprimir E-mail
Sociedad
Jueves, 26 de Septiembre de 2019

Juventud Rebelde.- El canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla participó en el lanzamiento del número de octubre de la revista estadounidense MEDICC Review, dedicado a los aportes de Cuba a la salud universal mundial, a través de la cooperación Sur-Sur, según reportó la Misión Permanente de nuestro país ante Naciones Unidas.

El evento, que tuvo como escenario a la Fundación Ford, en esta ciudad, se celebró un día después de que en las Naciones Unidas se debatiera sobre la cobertura universal de salud en el segmento de Alto Nivel.

El Ministro de Relaciones Exteriores cubano, quien agradeció la invitación, reflexionó acerca de cómo a pesar de todos los avances científicos actuales y la inmensa riqueza acumulada, la mitad de los 7 300 millones de habitantes del planeta siguen sin disponer de servicios básicos de salud.

Además, explicó que el sistema de salud cubano se basa en la idea de que el acceso a la atención médica para todos es un derecho humano, algo que está reflejado en nuestra Constitución.

Precisó que el país cuenta con las garantías que ofrecen un compromiso honesto y una firme voluntad política del Gobierno para poner a disposición de la población todos los recursos necesarios para alcanzar los notables indicadores de salud que el mundo actual celebra, a pesar del brutal bloqueo económico estadounidense, que no impide que el sistema de salud cubano sea universal y gratuito.

Para el sistema de salud pública de la Mayor de las Antillas, los ciudadanos no son clientes, sino pacientes o individuos sanos, cuyo bienestar debe ser protegido y promovido con enfoques de prevención, enfatizó.

Rodríguez Parrilla también se refirió a la solidaridad, como valor adicional y definitorio en la raíz del sistema de salud cubano.

En el evento participaron también Gail Reed, editora ejecutiva de la publicación; la Dra. Rosie Mills, del Centro Comunitario William Hodson Center, en el Bronx, New York, entre otros representantes de organizaciones no gubernamentales e instituciones estadounidenses.

Por la parte cubana, estuvieron además la embajadora Ana Silvia Rodríguez Abascal, representante permanente alterna ante la ONU; el embajador José R. Cabañas, máximo representante de nuestro país ante EE. UU., entre otros funcionarios.