Inicia segunda fase de restauración de la Tribuna Antimperialista PDF Imprimir E-mail
Sociedad
Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Oscar Figueredo Reinaldo, Ismael Francisco - Cubadebate.- El miércoles 18 de septiembre comenzó la segunda etapa de restauración de la Tribuna Antimperialista. El Monte de las Banderas ve ceder poco a poco cada uno de sus mástiles de más de 20 metros de altura, en un proceso en el que no se detienen las grúas que ahora lo circundan y los hombres que a los pies de las grandes estructuras remueven sus cimientos.

“Para devolverle toda su majestuosidad a la Tribuna Antimperialista desde ayer comenzaron los trabajos para retirar las 138 astas que conforman el Monte de las Banderas. Cada pilar está construido con acero estructural, el cual ha sufrido los embates del tiempo. Está en una zona afectada constantemente por el salitre y por diversos fenómenos meteorológicos”, explicó a Cubadebate Orestes Llanes Mestres, vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial (CAP).

Según aclara el funcionario, todas las estructuras serán llevadas a talleres de Gesime donde se evaluará su estado y se repararán. “El proceso de desmontaje debe durar unos 20 días, mientras que el mantenimiento se extenderá varios meses”

“Luego de estas acciones, las astas recuperadas serán colocadas en su lugar y volverán a ondear en su cima las banderas como muestra de cubanía”.

Al comentar sobre la marcha del proceso inversionista en la Tribuna Antimperialista, Llanes precisó que la obra marcha según cronograma, a pesar de algunos atrasos por el proyecto y las lluvias en los meses anteriores.

“Actualmente laboran en la Tribuna las brigadas 25 y 29 del Contingente Blas Roca Calderío. Se trabaja en el levantamiento del edificio sur y norte de la tribuna, así como en la remodelación de los muros laterales y la restauración de los arcos. De estos últimos ya se concluyeron dos y en octubre se terminarán todos”.

El vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial insistió que antes del aniversario de la capital se trabajará en la estatua de Martí, así como en el piso de la plaza.

“Reiteramos que este espacio será el lugar por excelencia para librar las batallas de la Revolución en contra del imperialismo y de fomento de la solidaridad entre los pueblos del mundo. Removemos lo visible, pero sus cimientos seguirán con el espíritu de Fidel”, concluyó.