Censura de las miserias laborales en los guardianes de la libertad de prensa
Objetivo: Falsimedia
Viernes, 24 de Junio de 2016

Cubainformación TV – Basado en un texto de Alberto Cebrián.- Rebelión.- Los grandes medios nos aseguran que, sin ellos, no hay libertad de información o de prensa. ¿De verdad? Entonces, ¿por qué no leemos noticias sobre la situación de precariedad laboral de quienes trabajan en los grandes diarios españoles, por ejemplo? Edición: Ane Lópes y Ana Gil.

JW Player goes here

Ver este mismo vídeo en Youtube

Texto adaptado

Censura de las miserias laborales en los guardianes de la libertad de prensa

Cubainformación TV – Basado en un texto de Alberto Cebrián.- Los grandes medios nos aseguran que, sin ellos, no hay libertad de información o de prensa. ¿De verdad?

Entonces, ¿por qué no leemos noticias sobre la situación de precariedad laboral de quienes trabajan en los grandes diarios españoles, por ejemplo?

Diarios del grupo español Vocento –como ABC o El Correo- contratan, como supuestos “trabajadores por cuenta propia”, a decenas de periodistas, a quienes pagan 0,85 euros la línea escrita. Son los llamados “falsos autónomos” que, sin contrato laboral, realizan –a menor coste- labores de trabajadores de plantilla.

Hace un año, un Juzgado de Toledo reconocía la relación laboral de cinco colaboradores de ABC, tras la denuncia de la propia Tesorería de la Seguridad Social.

Una sentencia anterior, de 2008, había obligado al diario El Correo –también del Grupo Vocento- a incorporar a su plantilla a ocho “falsos autónomos”. Pero ¿qué es lo que hizo tras readmitirlos? Los despidió pasado un año, y volvió a la misma práctica fraudulenta. Eso sí, dejó de abonar gastos de teléfono y desplazamiento para que todo pareciera una relación puramente mercantil con supuestos “profesionales por cuenta propia”.

Este enero, eso sí, el Grupo Vocento anunciaba grandes beneficios empresariales, mientras justificaba más despidos de plantilla “innecesaria”. Desde 2008, han perdido su trabajo más de 12.200 periodistas en el Estado español. Por el contrario, los directivos han seguido subiéndose sueldos y bonificaciones.

Por cierto, nada de esto es exclusivo del Grupo Vocento. Unidad Editorial, Prisa, Atresmedia, Mediaset y otras empresas del ramo actúan igual.

¿Ahora se explican por qué es tan fácil para los dueños de los medios conseguir redactores sumisos a su línea editorial? ¿O por qué nunca faltan peones obedientes para su guerra informativa contra Cuba y Venezuela?

Texto original

El ataque al periodismo que Vocento nunca denunciará

Alberto Cebrián.- Rebelión.- Hace poco las cabeceras del grupo Vocento rabiaron contra la petición de tres años y ocho meses de cárcel que pedía un diputado asturiano del PP contra dos periodistas de El Comercio por informar que había sido condenado por tráfico de drogas en 2004 (1). La campaña de la empresa para defender el periodismo y la libertad de expresión incluyó titulares en portada, textos de opinión, editoriales, movilizaciones en todos sus centros de trabajo y hasta el hashtag #LibertadDeExpresion en Twitter. La adhesión de otros medios no se hizo esperar y, al final, el extraficante dio marcha atrás ante lo obvio.

Lo que nunca protagonizará la portada de El Correo ni un editorial del ABC es algo relativo a cómo Vocento condena a muchos periodistas a un trabajo precario. Y es que es muy habitual que cabeceras como el principal periódico de Bizkaia tengan trabajando para sí a un buen número de profesionales como falsos autónomos, pagándoles 0,85 euros la línea. Todos los días en Barakaldo, Durango, Gernika, o Getxo les encargan piezas informativas, trabajan de facto para la empresa, pero no tienen con ellos una relación laboral, sino mercantil.

La justicia ya se ha manifestado sobre esto, pero al menos en El Correo la veda sigue abierta. Hace un año el Juzgado de lo Social nº2 de Toledo reconoció la relación laboral de cinco colaboradores de ABC (2). La sentencia negaba que existiera un arrendamiento de trabajo como proclamaba Vocento, sino que les encargaba directamente reportajes y fotografías a diario o de carácter puntual para suplementos. La denuncia la realizó en 2009 la Tesorería General de la Seguridad Social al comprobar el fraude existente en relación a tres redactores y dos fotógrafas.

El mismo El Correo ya hizo frente a una situación similar en 2008 (3). El resultado, una vez obligada la cabecera a incorporar a ocho de los 13 falsos autónomos, fue que todos terminaron en la calle un año después. Al de poco, el diario dejó de abonar los gastos de teléfono y desplazamiento a sus periodistas precarios para que nada vinculara su actividad profesional a la redacción central. Pretendían con ello que todo pareciera una relación puramente mercantil entre una empresa y un profesional por cuenta propia.

Exprimir al máximo a sus trabajadores y vulnerar sus derechos es algo que se le da muy bien a Vocento. En enero del año en curso sus directivos presumían sin rubor de los beneficios del grupo (4); y al mismo tiempo presentaron planes para amortizar decenas de empleos. En efecto, pretenden recortar costes económicos despidiendo, prejubilando y rebajando salarios en distintas empresas vinculadas al grupo a lo largo y ancho de España.

Y, sin embargo, el único ataque al periodismo y la libertad de expresión que existe en este país es la petición de cárcel para dos trabajadores por publicar una información veraz, que lo es. Al menos es el único ataque que existe para los gerifaltes de Vocento, o de Unidad Editorial, o de Prisa, o ya puestos de Atresmedia y Mediaset, que tanto monta. Por eso, desde que estalló la crisis económica y financiera en 2008, han perdido su trabajo más de 12.200 periodistas y los directivos de turno se han subido el sueldo y han cobrado puntualmente sus bonus.

Defensa de la libertad de expresión y de la profesión periodística, precariedad laboral y beneficios empresariales no caben en un mismo espacio. El objetivo de cualquier empresa privada, como lo es Vocento, es maximizar beneficios. Esto, como ha quedado patente con el salvaje ERE de Unidad Editorial, lo hacen a expensas de sus trabajadores. Si estos periodistas quieren prosperar en su profesión o conservar su trabajo, tragarán hasta reventar. Así de paso los dueños del medio de comunicación privado conseguirán redactores de información sumisos a sus intereses o, mejor dicho, a los intereses que están detrás de sus líneas editoriales.

Notas

(1) http://www.elcomercio.es/politica/201606/03/diputado-regional-pide-carcel-20160602232837.html

(2) http://www.fsc.ccoo.es/webfscmedios/Actualidad:Prensa:Noticias:847100--El_Juzgado_de_lo_Social_n_2_de_Toledo_reconoce_la_relacion_laboral_de_tres_colaboradores_de_ABC_Toledo_y_Castilla-La_Mancha

(3) http://www.periodistadigital.com/periodismo/prensa/2010/02/06/vocento-despidos-sindicato-periodistas-la-rioja-15-trabajadores.shtml

(4) http://www.abc.es/economia/abci-vocento-minimiza-deuda-y-bate-mercado-ingresos-publicitarios-201511111851_noticia.html

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

Lo último

01 de Octubre // 08:24
documentales-de-hernando-calvo-ospina-en-la-casa-de-la-solidaridad-en-estocolmo Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos - Capítulo Suecia.- El viernes 27 de septiembre, la Asociación[...]
01 de Octubre // 08:10
bartolome-sancho-desmonto-tesis-sobre-crisis-humanitaria-en-venezuela-y-cuba Gerardo Moyá Noguera - Casa de Amistad Baleares-Cuba.- Bartolomé Sancho, periodista balear residente en La Habana y presidente de Honor de la[...]
01 de Octubre // 07:23
nueva-propuesta-literaria-cuba-frente-al-buen-vecino-entre-el-contrato-y-la-herejia Cubadebate.- “Cuba frente al buen vecino. Entre el contrato y la herejía”, libro del ingeniero y periodista Iroel Sánchez, será presentado el[...]
Banner

La columna

Venezuela. Maduro a los periodistas: «Los planes imperiales han sido derrotados»

News image

Geraldina Colotti - Resumen Latinoamericano / Cubainformación.- Primera conferencia de prensa internacional del presidente venezolano Nicolás Maduro después de su regreso de Rusia. Una visita, especificó, que tenía como objetivo programar y consolidar la relación con Moscú iniciada durante la presidencia de Hugo Chávez cuando Maduro era su ministro de Relaciones Exteriores. Un eje importante de la política bolivariana, insertado en la redefinición de un mundo multicéntrico y multipolar, que contrasta con los objetivos hegemónicos del imperialismo estadounidense. «El comercio bilateral con Putin – declaró Maduro – se ha duplicado, alcanzando la cifra de 8.000 millones de dólares, lo que nos permite la compra de trigo, una verdadera bendición».

Geraldina Colotti | Martes, 1 Octubre 2019

Revista
Lo + leido
Recomendamos