Una entrevista a Paquito y Francisco o No es lo mismo pero es igual
Francisco Rodríguez (Paquito el de Cuba)
Jueves, 23 de Mayo de 2019

Francisco Rodríguez - Blog "Paquito el de Cuba".- Durante estas semanas de mucho trabajo y tensiones en las duodécimas Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia tuve dos satisfacciones personales que me gustaría compartir con ustedes. La primera fue la solicitud y publicación en el periódico Trabajadores, tanto en su edición digital como impresa,  de un comentario mío sobre la evolucion e importancia de esta lucha, y la segunda resultó una entrevista de Leslie Alonso, una colega muy joven a quien tuve además la oportunidad de darle clases hace ya algunos años, y que aquí les reproduzco.

Por: Leslie Alonso

Esto es un blog de Psicología, estoy colaborando con su creador, te mando el enlace para que revises. Me encantaría entrevistarte. Bastó solo esto para que accediera a mi cuestionario y abriera un espacio en la apretada agenda de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia.

Paquito, así lo reconocen todos, ese nombre largo con apellidos incluidos es solo para la página de Facebook y el crédito en el periódico. Hace años admiro su optimismo, su sonrisa, su cariño, y desde el primer día que supe que tenía un blog, admiro su sinceridad.

Paquito es un hombre con unas ganas de vivir y crear como he conocido a pocos y con una historia de vida admirable. Este 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

Eres periodista, ha sido tu profesión, y hace 10 años decides abrir un blog. ¿Cuál era la coyuntura específica que vivía Cuba, que vivías tú como ser humano, que vivías tú como profesional del periodismo para crearte un espacio como este?

El Blog Paquito el de Cuba este año va a cumplir 10 años. Surgió en la madrugada del 4 de diciembre del 2009 y verdaderamente en esta década han pasado muchas cosas. En ese momento mi hijo era más pequeño, ya hoy tiene 19 años y de alguna manera era un proyecto de comunicación muy intimista que buscaba comunicarme con mi familia, con mis amistades, pero también mostrar determinadas realidades que estaban ocurriendo en Cuba y que mucha gente creían que eran imposibles, alrededor de la aceptación y el respeto a las personas LGBT.

Con el tiempo fue evolucionando para convertirse en una vía de comunicación muy interactiva con muchas personas, cosa que yo agradezco mucho porque siento que ayuda a la gente, muchas veces he tenido manifestaciones concretas de mucha gente que me han dicho que les ha servido en momentos difíciles de sus vidas, para mí esa es la mayor satisfacción.

Paquito, te conozco hace ya unos cuantos años, por eso me permito tutearte, recién empezaba a estudiar Periodismo, y el primer día que supe que tenías un blog, con lo primero que choqué fue con esa caracterización que haces del autor del blog, que es tan sugerente, que es tan alentadora…

La caracterización que yo asumí en el blog básicamente lo que intenta mostrar es la diversidad de la persona que somos, no solo que somos diferentes personas, sino que una misma persona tiene muchas facetas en su vida. Por eso yo reflexionaba, soy padre, soy gay, soy comunista, soy seropositivo, tengo una pareja amantísima con el cual ya tengo 16 años de relación, mi novio o mi esposo, no sé ya ni cómo llamarle, en aquel momento les daba clases a los estudiantes de Periodismo. Entonces todos esos detalles, todas esas realidades, y la gente decía que eso no era posible, que eso no existía en Cuba, y con el tiempo confirmaron que si existo. Y esa era la idea, muchas veces encasillamos a las personas en que son o una cosa u otra, o las vemos muy parcialmente según el ángulo que estemos apreciando en ese momento, y las personas son muy complicadas, son muy complejas, somos un todo bello y apasionante, cada cual es un mundo y eso es lo quería decir el blog.

¿El blog llegó a ser en su momento, cuando aún en Cuba había una desconexión, el sitio cubano más visitado en Internet?

No creo que fuera el más visitado en Internet, pero si tuvo mucha repercusión en el ámbito de las personas LGBTH y en el ámbito de la comunicación y el Periodismo, y no a veces directamente, sino porque reproducen materiales del blog o lo citan en otros medios. Me siento satisfecho con el alcance, con la manera en que los cibernautas han aceptado ese proyecto.

¿Por qué convertirte además de periodista, bloguero, en activista?

Fue un proceso casi paralelo, cuando nace el blog y en el año 2010 a mí me invita el Centro Nacional de Educación Sexual, a partir de la visibilidad del blog, a participar en un curso sobre Derechos Humanos y Derechos Sexuales y ahí nace un grupo de activismo que es el actual grupo Humanidad por la Diversidad (HXD) y empiezo a vincularme a todo esto, de hecho cuando leo las primeras cosas que escribía en el blog me sorprenden todavía pifias, errores, desde el punto de vista de los enfoques políticos más actuales respecto a los temas de la diversidad, era lógico.

Ser una persona gay, lesbiana, bisexual o trans, no necesariamente implica que tengas una comprensión cabal de la importancia política de esas identidades, de las luchas que hay alrededor de estos temas. Estos son temas en los que todas y todos tenemos que aprender, independientemente de nuestra orientación sexual e identidad de género, y todavía a estas alturas yo me sorprendo con prejuicios con juicios, uno siempre está aprendiendo en estos asuntos, y eso ha sido lo fundamental.

¿Cómo desarrollas tu activismo, solo es ciberactivismo, es también activismo en las calles?

Yo soy un entusiasta de las redes sociales, el blog básicamente se vinculó siempre desde el principio a las redes sociales, sobre todo como plataforma para promoverlo, en Facebook, Twitter, también a los grupos vinculados al CENESEX, el propio HXD. Participo en todo lo que puedo, en las Jornadas Cubanas participo como miembro del Comité Organizador, trato de estar pendiente sobre todo a lo que sucede en otros lugares del mundo, he tenido la oportunidad de participar en eventos internacionales de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (ILGA) a la cual Cuba pertenece, y esto te abre muchos horizontes porque empiezas a comprender muchas problemáticas que son similares a las de otros países, también las diferencias y las ventajas y desventajas que nosotros tenemos en esta lucha, que son muy propias, no se puede copiar la realidad ni las soluciones de nadie, tienes que crear las tuyas.

Eso es quizás lo que más me gusta, tratar de aportar otras maneras de hacer activismo, de interactuar con la sociedad cubana que tiene características diferentes, de encontrar los espacios por los que se puede canalizar mejor a través de la institucionalidad, determinadas demandas o determinadas soluciones que necesitamos, pienso que es apasionante.

En el ámbito de la comunicación y el periodismo también, cómo cumplir con ese objetivo de mostrar a Cuba con toda su diversidad en los medios. En eso he tratado de cumplir en la medida de mis posibilidades, no solo desde mis espacios, sino ayudando a colegas, promoviendo con otros medios, eso me satisface mucho porque los avances en esos temas también han sido significativos.

Estas son las 12 Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia. ¿Cuánto ha crecido el CENESEX? ¿Cuánto han crecido ustedes? ¿Cuánto han crecido las Jornadas para llegar a esta 12 ocasión?

Quienes hemos vivido este proceso casi desde el inicio tenemos una gran satisfacción por las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia. Uno recuerda la primera vez que estuvo, yo ni siquiera estaba vinculado al Centro Nacional de Educación Sexual, fui como público a aquella primera Jornada en el año 2008 y me impresionó tanto que dije: A mí me gustaría ser parte de eso, me gustaría formar parte de ese equipo. Con el tiempo me incorporé al activismo y de alguna manera desde hace ya varios años soy pate del Comité Organizador. Creo que es una experiencia de crecimiento porque agrupa a tanta gente, convoca a tantas personas, instituciones, organizaciones en función de un objetivo.

Todo el mundo pone lo mejor de sí, trata de demostrar su entusiasmo, de proponer cosas, e incluso también los dolores los sentimos en común todos cuando algo no nos sale bien. La gente la ha hecho suya, es un proyecto que es mucho más que el CENESEX y que las instituciones, es de las personas LGBT, también de la población heterosexual que nos acompaña y que lucha con nosotros en función de que todas las personas seamos iguales, eso es lo que la distingue y lo que la ha hecho una experiencia sólida en la práctica social de nuestro país.

¿Cuáles son las principales actividades que se realizan en el marco de las Jornadas, las que más prestigio tienen, las que más nivel de convocatoria alcanzan?

Las Jornadas han ido incorporando a lo largo de estos 12 años distintas formas de interacción con el público. Lo comunitario fue lo primero, las congas, las galas, que eran muy importantes en aquellos momentos de visibilidad, pero después en el transcurso del tiempo se fueron ampliando los temas, por ejemplo, el espacio en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), la convocatoria a los artistas plásticos que también fueron desde los primeros años, el teatro… Es un evento polifacético, porque tiene lo recreativo, lo cultural, lo académico. Con el transcurso del tiempo se le ha ido dando mucho peso a los resultados de las investigaciones científicas, al contacto con las universidades, a los paneles de activistas, de alguna manera se fue diversificando. Son muy importantes para nosotros los temas desde el activismo, las interacciones que hay con las redes vinculadas al CENESEX en este espacio, los paneles que se hacen, a los que vienen incluso activistas reconocidos y reconocidas de distintas partes del mundo y nos trasmiten sus experiencias y también aprenden de las nuestras.

¿Por qué llevar las Jornadas Cubanas a otra parte del país?

Las Jornadas van a las provincias desde el año 2010, fue la primera vez y ya han ido a muchísimos territorios. Los actos centrales el día 17 como tal, Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia se hacen en la provincia que se designa porque eso le da mucho peso a incorporar nuevas personas, a incorporar nuevos activistas y consolidar grupos de activismo en esas provincias a las que se va, y sobre todo dejar un camino abierto para que la cultura de la diversidad y el respeto siga adelante en esos territorios por los que se va pasando. No siempre sucede como nosotros quisiéramos y después no siempre hay la sistematicidad que quisiéramos, pero ese es el propósito y creo que en muchos casos si se ha logrado, porque después que pasa la Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia por una provincia, ya nunca es igual.

Esta es la Jornada número 12, pero el trabajo del CENESEX no solo se centra en estos días de Jornadas, es un trabajo continuado. ¿Se siente en la sociedad, en la comunidad LGBT, que el CENESEX funciona como casa de ayuda, como espacio que intenta unir fuerzas y lograr el respeto hacia todas y hacia todos?

Creo que en esta más de una década hay muchas evidencias de cambios en nuestra sociedad en relación con el respeto a la diversidad sexual que a veces no son tangibles, son respecto a la subjetividad y la conciencia. Te das cuenta que la gente ha evolucionado y lo ves en la práctica cotidiana: muchas más personas quieren participar, hay mucho más apoyo a las personas LGBT dentro del seno de las familias, las discusiones son diferentes, las discusiones que tenemos hoy no son las mismas que teníamos hace 12 años y eso es importante.

Todo el mundo sabe que ser una persona homofóbica no es bueno, incluso hay muchas personas que todavía tienen prejuicios, pero dicen: Yo no soy homofóbico, pero…, entonces se les va ese rezago que nos queda a todas y todos porque no solamente a las personas heterosexuales les pasa, incluso a nosotros las personas LGBT nos sucede.

Ha habido una evolución que se ha visto plasmada en hechos concretos e importantes. Los principales documentos rectores de la política del país se pronuncian en contra de la discriminación por orientación sexual e identidad de género. Tuvimos una primera ley que expresamente prohíbe discriminar por orientación sexual que fue el Código del Trabajo, ahora tenemos una Constitución muy superior a la que teníamos con una opción para todas las familias, para todas las formaciones de pareja y que nos da la posibilidad de ir a buscar cambios legislativos en un Código de Familia y en otras leyes que deben salir y que articulen, defiendan y que de alguna manera protejan los derechos de todas las personas, incluyendo las personas LGBT.

¿Sientes que la comunidad LGBT va a lograr resultados positivos con el nuevo Código de Familia?

La Constitución dispuso que en el plazo de dos años se debe someter a consulta y referéndum el nuevo Código de Familia. Pienso que eso va a ser una coyuntura interesantísima para el activismo, porque nos va a permitir crecernos otra vez, volver a poner el tema en la palestra pública, interactuar con la gente, a los que todavía les quedan dudas y preocupaciones, respondérselas.

Creo que sí, que hay que lograrlos, entre otras cosas porque la propia constitución proscribe cualquier forma de discriminación por orientación sexual e identidad de género y no podríamos hacer una ley que fuera anticonstitucional, pero el propósito es hacerlo con todas y todos, que todo el mundo lo entienda, no se trata de imponer ni de un capricho, son resultados científicos, son hechos de la vida cotidiana, son nuestra propia evidencia práctica en la evolución de la sociedad cubana.

La gente lo va a entender, lo está entendiendo. No va a ser fácil tampoco, hay fuerzas que no lo comprenden y que son abiertamente antagónicas a esta mentalidad, a esta concepción del mundo mucho más abierta, y con esas fuerzas también tendremos que aprender a lidiar. Pero creo que si se logrará, como se logró tener una Constitución moderna, progresista, con el voto mayoritario de toda la población cubana.

¿Logra Cuba insertarse en las campañas a nivel internacional en pos de lograr respeto hacia las personas que son discriminadas por orientación sexual e identidad de género?

La Constitución que ahora tenemos es una de las pocas en el mundo que expresamente tiene el principio de no discriminación por orientación sexual e identidad de género. No pasan de diez los países que tienen esto en su texto constitucional y esto es también un reflejo de que Cuba pudiera y debería ser un referente de estos temas para los países progresistas, para los países con gobiernos de izquierda, y hacia eso tenemos que ir. Pienso que en la propia región antes de esta crisis de ofensiva neoliberal, imperialista y de derecha, hubo momentos muy importantes que contribuyeron a estos intercambios, pero fueron muy coyunturales y estamos apostando por cambios más sólidos, más duraderos en el tiempo que es lo que nos va a distinguir como proyecto socialista que somos.

La presencia de estos temas de género, diversidad de género, lucha contra la violencia hacia las mujeres y las niñas en los medios cubanos todavía no es todo lo grande que quisiéramos. Sin embargo, tú nunca te has ido del medio para el que trabajas ¿Cómo logra Paquito posicionar estos temas en un medio como el semanario Trabajadores y por qué nunca renunciar a un medio como este?

La presencia de los temas de género, diversidad de género, lucha contra la violencia hacia las mujeres, ha evolucionado muy favorablemente, todavía no es para nada lo que uno quisiera como activista, a veces mostramos nuestras insatisfacciones y nuestras críticas, pero en realidad el salto ha sido grande. Yo recuerdo la primera conferencia de prensa de una Jornada cubana contra la Homofobia y la Transfobia donde yo participé que no había ningún medio de prensa nacional, estaba la prensa extranjera acreditada en Cuba por allá por el año 2008 y los medios cubanos no iban, por diferentes razones, no solo porque los medios no quisieran ir. Pero eso ha cambiado y eso nos ayudó a identificar que teníamos un problema y teníamos que trabajar más con las instituciones, con el Partido, con los medios para que eso cambiara, y así evolucionó. En ese mismo tema hemos tenido altos y bajos, avances y retrocesos, pero todos los años se hace un poco más, todos los años llegamos a otros públicos, todos los años se forman nuevos profesionales de la comunicación y el Periodismo con una mirada más abierta y mejor capacitados para afrontar estos temas. Por supuesto todavía no estamos contentos ni contentas.

En el periódico Trabajadores básicamente mi función profesional como periodista trato de no mezclarla mucho con el activismo. Atiendo temas económicos, temas sociales, cuando me piden reflexionar sobre estos temas también lo hago, siempre ubicándome en el perfil del periódico. No puedo por una cuestión ética imponer mi agenda de activista en la agenda pública del periódico, no es procedente. Pero sí tener la sensibilidad de alertar, de ayudar, de canalizar, de que el medio también en estos temas pueda tener un papel influyente. Además, a mí me apasionan muchos otros temas de la sociedad cubana, la economía, la política, los temas sociales. Era lo que hablábamos, uno no es una casillita, donde te enmarcan como periodista que habla de los temas LGBT, en realidad desde el punto de vista profesional como periodista yo he tratado muchos otros temas y esa es la distinción que trato de hacer, creo que no solo para mí sino para cualquier activista LGBT es valioso que no solo las personas te identifiquen por tu activismo sino también por tu trabajo. No necesariamente la orientación sexual e identidad de género es el centro de nuestras vidas, es una faceta importante y que debemos hacer visible para eliminar las discriminaciones que tenemos, pero no es lo único, hay muchas más cosas que nos distinguen como seres humanos y que nos hacen personas valiosas o no.

Generalmente el mundo intenta renunciar a las etiquetas. Sin embargo, alrededor de la diversidad sexual y la identidad de género todo está enmarcado en etiquetas. ¿Por qué sucede esto?

Como todo en la vida, nada es en blanco y negro y las etiquetas tienen funciones positivas y crean problemas. La segmentación de la población no heterosexual en lesbianas, gays, bisexuales, trans, tiene la función de identificar diferentes problemáticas. No son los mismos problemas los que tiene una mujer lesbiana, que los que tiene una mujer trans, o un hombre trans, cada cual tiene diferentes problemas que afronta en sus vínculos sociales y por eso son valiosas las etiquetas en ese sentido, porque visibilizan problemas concretos que están atravesando las personas.

Son restrictivas a veces, y si no son bien manejadas pueden llegar a encerrarte en tu identidad y a no preocuparte por el problema de los demás y eso sí es malo, por eso el CENESEX en sus redes sociales hace que se articulen y se buscan espacios comunes para que todas las personas participen.

En estos más de 10 años he aprendido cosas que no sabía, porque no es mi realidad la de una mujer lesbiana, la de una persona trans y he tenido que aprenderlo oyendo las experiencias de mis colegas de activismo, y te sensibilizas y a veces hablas primero de los problemas de las mujeres lesbianas que los de uno mismo, porque increíblemente, el hombre, por el hecho de ser hombre, aunque sea gay, tiene privilegios que no los tienen otras identidades.

Es complejo, es muy polémico esto de las etiquetas y las segmentaciones, pero tienen una función de lucha política y en ese sentido son importantes, aunque nos molesten a veces y si no las usamos bien nos puedan segmentar.

El trabajo No. 400 del blog está dedicado justamente a la cancelación de la Conga Cubana contra la Homofobia y la Transfobia en estas Jornadas, es un número significativo de trabajos en el blog y coincide con este hecho. ¿Cómo han manejado esto?

Las congas cubanas contra la Homofobia y la Transfobia han sido de las actividades emblemáticas de las Jornadas que a uno más le apasionan, no a mí porque soy muy malo bailando, pero es un momento de realización personal, mucha gente se siente identificada, se suma, la población de los alrededores participa, hay muchas personas a las que no le agrada y que la critican, pero se ha convertido en una tradición por eso lamentamos y nos duele no poderla realizar en este año.

Eso es justamente lo que trataba de trasmitir que, a pesar de eso, de que este año no podamos hacer nuestra conga, tenemos que pensar en las Jornadas en su conjunto y en lo valioso de todo lo demás que estamos haciendo. Ese era el mensaje, decirle a la gente que nadie nos puede quitar lo baila ́o, lo que hemos congueado y lo que conguearemos de seguro en el futuro.

Es imposible volver atrás, la sociedad cubana ha avanzado, nuestro Estado, nuestro gobierno y nuestro Partido han evolucionado en estos temas y tienen mayor comprensión de todas las categorías que tienen que ver con la diversidad sexual y la identidad de género. Es imposible virar atrás por no haber conga en una situación coyuntural y eso es lo que yo intentaba trasmitir. Aunque tengamos ese sentimiento de pérdida momentánea por algo que nos gusta hacer y cuando no haces lo que te gusta te sientes contrariado, pero hay que entender que detrás de tu contrariedad tiene que haber un espíritu constructivo de superar eso y aprender, porque también de esta situación podemos sacar alianzas, colaboración y aprendizajes de cómo sortear estos escollos que a veces no se pueden predecir con suficiente tiempo. Pienso que es un hecho que nos va a hacer reflexionar sobre todo en lo que hemos hecho y cómo hacerlo en el futuro.

Cuba es históricamente un país machista, que ha discriminado mucho a la comunidad LGBT ¿Cómo entonces Francisco Rodríguez Cruz el periodista, Paquito el bloguero, Paquito padre, Paquito activista, Paquito gay, logra vivir en una sociedad así y cómo logras intentar construir una sociedad mejor?

Muy fácil, tampoco es tan complejo (Risas). Será que yo me llevo la vida con mucho optimismo, me siento muy bien, muy feliz, realizado como persona. No siento a mi alrededor esa animadversión, al contrario, pienso que he tenido y he sentido mucho afecto, mucho acompañamiento, mucho apoyo. A veces me sorprende incluso cómo la gente me escucha cuando digo algo y eso te hace asumir responsabilidades, porque cuando sabes que lo que tú dices o hablas o pones en una red, o escribes en un blog impacta a muchas personas, te lo piensas dos veces y vas creciendo en esa medida. Trato de ayudar a todo el que puedo, de ser lo mejor posible y de sobre todo ser consecuente con lo que digo y que lo que diga se parezca mucho a lo que hago, y lo que hago tenga correspondencia con lo que pienso, por ahí va mi filosofía de la vida.

Paquito me comentabas antes de comenzar la entrevista la publicación de los trabajos del Blog en un libro…

La buena noticia es que está en proceso un libro de la editorial Caminos, del Centro Martin Luther King, cuya compiladora fue una amiga, Grettel Raful. Se reunieron un grupo de textos que paró justamente en el número 399 porque ya estábamos en proceso editorial y que de alguna manera recorren esta década de ciberactivismo, precisamente es esta la propuesta de título para el libro: Paquito el de Cuba, una década de ciberactivismo. Estamos muy entusiasmados, las editoras que son personas amantísimas me están ayudando mucho. Esperamos que salga para la Feria del Libro de La Habana próxima y que será un regalo para todas y todas las personas LGBT.

Una última pregunta, ¿por qué siempre dos título para los trabajos del blog?

A mí me gusta mucho titular y como siempre se me ocurre más de una posibilidad de título y a veces me cuesta sacrificar uno u otro, empecé a poner los dos y trato que uno complemente al otro y dar dos ideas esenciales en el título. En el Periodismo eso no se hace, pero el blog es tu espacio de creación personal y eso al final se ha convertido de alguna manera en un estilo. A veces pudiera incluso hasta poner tres títulos, pero ya sería demasiado… (Risas)

 

Lo último

01 de Octubre // 08:24
documentales-de-hernando-calvo-ospina-en-la-casa-de-la-solidaridad-en-estocolmo Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos - Capítulo Suecia.- El viernes 27 de septiembre, la Asociación[...]
01 de Octubre // 08:10
bartolome-sancho-desmonto-tesis-sobre-crisis-humanitaria-en-venezuela-y-cuba Gerardo Moyá Noguera - Casa de Amistad Baleares-Cuba.- Bartolomé Sancho, periodista balear residente en La Habana y presidente de Honor de la[...]
01 de Octubre // 07:23
nueva-propuesta-literaria-cuba-frente-al-buen-vecino-entre-el-contrato-y-la-herejia Cubadebate.- “Cuba frente al buen vecino. Entre el contrato y la herejía”, libro del ingeniero y periodista Iroel Sánchez, será presentado el[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos