La iglesia del amor y el castillo del sexo
Francisco Rodríguez (Paquito el de Cuba)
Lunes, 12 de Diciembre de 2016

Francisco Rodríguez Cruz - blog Paquito el de Cuba. - Fue un día internacional de los derechos humanos diferente. Lo celebramos con la creación de una iglesia para la comunidad LGBTI y el estreno de un documental sobre un famoso sitio de cruising de la capital.

Tal y como anuncié hace varias semanas, este sábado ofició su primer culto en La Habana la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM), que desde hace más de un año inició sus labores en la vecina ciudad de Matanzas.

Aunque no poseo fe religiosa, siempre consideré importante todo lo que contribuya al bienestar y mejoramiento espiritual de las personas. Por eso me parece de tanto valor el trabajo de ICM en Cuba.

La filosofía de esta iglesia parte del hecho de que si Dios es amor, y el amor comprende como algo inseparable a la sexualidad en todas sus formas de expresión, por tanto no es cristiano discriminar a quienes tengan identidades sexuales divergentes de la norma hegemónica heterosexual.

Por supuesto que el asunto es mucho más complejo que esto, e incluye una interpretación moderna y humana de la Biblia y sus enseñanzas, con un serio estudio teológico detrás que ya posee una pujanza y desarrollo a nivel internacional.

Surgió ICM en la capital, con la presencia de activistas y feligreses que sienten la necesidad de expresar así su espiritualidad. Mi pareja, por ejemplo, mostró interés en pertenecer. Esta iglesia le permitió, como a muchas otras personas LGBT, recibir por vez primera la comunión.

Acuden a ella muchas personas lesbianas, gais, bisexuales o trans que tuvieron sentimientos religiosos imposibles de canalizar, o incluso las que vivieron experiencias anteriores en otras iglesias que les apartaron o en las cuales no estuvieron a gusto, por no poder manifestar con plenitud toda su condición humana, lo cual incluye su sexualidad.

Sus servicios serán temporalmente en el Centro Oscar Arnulfo Romero, en la calle Vista Alegre No. 66, entre Párraga y Felipe Poey, municipio de 10 de octubre, bajo la conducción de la pastora Elaine Salaregui. El próximo encuentro será para celebrar la Navidad, el 24 de diciembre, a las once de la mañana.

Batería

Hace ya algún tiempo que escribí sobre Batería, cuando era solo un proyecto que comenzaba a movilizar polémicas en algunos medios digitales. El joven director de este documental, Damián Saínz, tuvo la gentileza de avisarme sobre su estreno este sábado, como parte de la muestra del 38 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

La sala 3 del Multicine Infanta tuvo que cerrar por capacidad esta vez. Las personas ocuparon no solo las butacas, sino también todos los espacios libres en escalones y alfombras del lugar. Dice una pareja gay de amigos que hallamos en la entrada, que en esta edición del Festival son alrededor de veinte los cortos y largometrajes sobre el tema LGBTI que participan en una sección específica sobre diversidad sexual.

Mi mayor preocupación sobre Batería era que sirviera de pretexto para criminalizar o estigmatizar las prácticas sexuales de los hombres que hacemos o hemos hecho cruising en algún momento de nuestras vidas.

Las palabras introductorias de Damián, entrecortadas por la emoción, dejaron claro al público su compromiso no solo como realizador audiovisual, sino también como joven gay cubano.

Tal y como allí él dijo, su discurso casi de militante poco tiene que ver con la delicadeza sugerente con que su película aborda un tema que para muchas personas podría resultar escabroso o hasta indecente. Casi siempre las experiencias sexuales ajenas nos resultan así, pero son parte de una realidad que no podemos desconocer.

Batería es fiel al espíritu de ese sitio de encuentro y de quienes asisten, sin ser una película grosera, escatológica o sórdida. Las imágenes que enfocan y desenfocan en detalles de la naturaleza y de las huellas de la presencia humana en el lugar, resultan de una poética que para mí resultó reveladora, aunque por momentos pueden dificultar o afectar en exceso la lectura del espectador.

El diálogo de la cámara con los grafitis o pintadas sobre los muros de la antigua fortaleza colonial que acoge diariamente a cientos de hombres homosexuales, de todas las edades, dentro o fuera del closet, con fantasías y prácticas sexuales muy diversas, enuncia no obstante solo una mínima parte de lo que allí acontece.

Pero es un buen comienzo para un proyecto que, como explicó su director, constituye un work in progress o trabajo en progreso que se pretende continuar y enriquecer. Al recorrido visual por los intestinos de la forteleza, le apoyan muy bien las entrevistas en off que lo acompañan, con una multiplicidad de voces anónimas que confiesan algunos de sus acercamientos a ese espacio y sus alrededores, junto con observaciones que arman una visión bastante cercana a la dinámica del cruising.

Las formas de socialización —no solo sexuales—que allí establecen las personas, los rituales o roles amatorios que en ese sitio es posible identificar, los conflictos entre quienes van a mantener relaciones sexuales e individuos que aprovechan la marginalidad del lugar para ejercer sobre ellos la violencia, el papel de la policía en el agravamiento del problema, incluso con sugerencias de modos más constructivos de intervenir para garantizar la seguridad ciudadana, están presentes en la sintética trama.

Todo eso lo inserta Saínz a través de testimonios que destacan por una espontaneidad a veces ingenua, casi “virginal”, de algunos de sus protagonistas, quienes también reproducen en buena medida en sus imaginarios los prejuicios y estereotipos de la sociedad cubana sobre la homosexualidad, y reflejan muy bien la no resuelta contradicción que en gran parte está en el origen de tales espacios, entre una necesidad de aceptación social todavía inalcanzada y un deseo de libertad individual y de auto reconocimiento como grupo.

Una magnífica forma de celebrar, en fin, el día internacional de los derechos humanos.

 

Lo último

01 de Octubre // 08:24
documentales-de-hernando-calvo-ospina-en-la-casa-de-la-solidaridad-en-estocolmo Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos - Capítulo Suecia.- El viernes 27 de septiembre, la Asociación[...]
01 de Octubre // 08:10
bartolome-sancho-desmonto-tesis-sobre-crisis-humanitaria-en-venezuela-y-cuba Gerardo Moyá Noguera - Casa de Amistad Baleares-Cuba.- Bartolomé Sancho, periodista balear residente en La Habana y presidente de Honor de la[...]
01 de Octubre // 07:23
nueva-propuesta-literaria-cuba-frente-al-buen-vecino-entre-el-contrato-y-la-herejia Cubadebate.- “Cuba frente al buen vecino. Entre el contrato y la herejía”, libro del ingeniero y periodista Iroel Sánchez, será presentado el[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos