Cuba: necesitamos más de su Contraloría (2)
Noel Manzanares Blanco
Martes, 04 de Junio de 2019

Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Hace un lustro, escribí la primera versión de este título en la que comencé retomando la inscripción que anoté en los finales de 2013 en el rótulo “Cuba: una propuesta a su Contraloría”, a saber: “Liborio debe auditar la permanencia-incremento de lo declarado como patrimonio de Directivos./ El peso de la Ley ha de recaer asimismo en quienes sabían-debían saber de hechos de corrupción [y/o lances similares —incorporo hoy]”; y terminé inquiriendo: “¿Hasta cuándo vamos a seguir con la negligencia y/o la desidia? ¿Cuántas medidas verdaderamente ejemplarizantes se han adoptado ante sus responsables?” (1). En este instante, siento que debo volver al asunto.

Casi un par de años atrás, me hice eco de lo expresado por Caridad Carrobello, Periodista de la Revista Bohemia, en torno a irregularidades vinculadas al ¿cuentapropismo? Ella manifestó:

“La inoperancia de las instituciones encargadas de controlar este proceso, al 'dejar hacer' cosas que a toda vista no están nada bien —como desconocer que varias cafeterías, restaurantes y hostales pertenecen a una misma persona, y que desde el exterior llegan los financiamientos y los recursos—, es, a mi entender, la razón principal de los males actuales”./ “El fenómeno sobrepasa ese territorio central [alude a irregularidades en la provincia espirituana]: ¿acaso nadie ve que por los barrios de la capital pasan camiones pregonando la venta de bloques, y que hay un libre trasiego de cemento, arena o cabillas? […]” (2).

El primer día de Abril último, concebí “Cuba: Hacer más contra el Bloqueo interno [chapucería, burocratismo, corrupción y otros males que amenazan en extremo la existencia de nuestro proyecto emancipador]” donde recordé que en la postrimería de Diciembre de 2018 —al tiempo que acredité que nuestro Presidente Díaz-Canel trazó la brújula para encarar el 2019 como “año de ordenamiento”: eficiencia, palabra clave— signifiqué la necesidad de disminuir los problemas cada vez que nos sea posible en lo cual tiene un papel de enorme alcance el actuar de la Contraloría de la República Cuba; al paso que pregunté:

¿Escapará a la necesidad de la Actualización de nuestro modelo de desarrollo meditar en cuánto se gana o se pierde dejando intacta a la actual dirección de la Contraloría de la República de Cuba, más allá de la pulcritud que exhibe, y pasar por alto que todavía determinados cuadros de los organismos abastecedores de mercancías para el pueblo, por ejemplo, no les hacen una guerra a merolicos y revendedores en medio de la escasez de hoy día —caso en el que igualmente hemos de estar las personas afectadas? (3).

Este 1 de Junio, en el reporte “Díaz-Canel en Consejo de Ministros: Aprovechar más la industria nacional y sus potencialidades” que brindó Yaima Puig en Cubadebate, dejé el comentario que continua:

“Si el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, 'insistió en que los análisis de estos temas deben ser cada vez más profundos, de manera que se pueda tener un conocimiento real de los costos que entraña al país y al plan de la economía el incumplimiento de las inversiones planificadas'; me pregunto: ¿Qué medidas se adoptaron con los responsables de incumplimientos por problemas subjetivos? ¿Por qué no se informa al respecto al pueblo?
Todavía asumo con mayor preocupación que 'Gladys Bejerano Portela, contralora general de la República, dio a conocer dos hechos con características presuntamente delictivas' y que ella 'Subrayó que la ocurrencia de ambos hechos evidencia la existencia de debilidades en el funcionamiento de los órganos colegiados de dirección y asesoramiento, que propician la adopción de decisiones que exceden las facultades del cargo'. Vuelvo a preguntar: ¿Qué medidas se adoptaron con los responsables de tales hechos? ¿Por qué no se informa al respecto al pueblo? Pienso que es indispensable asimismo que nuestro pueblo esté informado oficialmente del combate que sostenemos contra las ilegalidades, el delito, la Corrupción en base a una máxima de Nuestro Fidel de Siempre: 'Un pueblo bien informado jamás será derrotado'” (4).

¿Casualmente?, al otro día encontré “Ilícitos pregones” a cargo de Liudmila Peña, Periodista de Juventud Rebelde, quien escribe en los dos primeros párrafos:

“Todo el mundo lo sabe. ¡Cómo podría ser de otra manera, si ellos lo vocean a voz en cuello en cualquier esquina! Y aunque la sabiduría popular enseña que lo que no quieras que se sepa, no lo hagas —ni lo digas, ¡obvio!—, la ley del negocio habla más fuerte, y hasta convence: «el que no arriesga, no gana». Así que, de tanto arriesgar, la mayoría de ellos han logrado que nos acostumbremos a su cantaleta callejera y a esa suerte de impunidad bendecida —¡sabe Dios por quién!— que parece protegerles.

Para quienes lucran aprovechándose de la necesidad ajena, es como si existiera un salvoconducto invisible, porque no entiendo cómo hemos llegado a permitir —y en este «hemos» incluyo a la sociedad toda, pero en particular a las entidades y organizaciones cuya misión es evitar que esto suceda— que lo que está mal, lo que es ilegal y nos afecta como pueblo, sea tan común, tan «normal», que ande en la boca de un pregonero cuyo bolsillo se abulta con la mercancía a sobreprecio” (5).

Como complemento de esta narrativa, hallé que el Periódico Granma publicó “Auditoría, una poderosa herramienta de control” responsabilidad de Leidys Ma. Labrador. A modo de adelanto, ella plasmó: “Aunque algunos no prestan la debida atención a las acciones internas para mantener el control sobre los recursos del Estado, la auditoría ha demostrado su importancia para fortalecer la gestión de las entidades, de ahí la relevancia de atender las dificultades que puede presentar este sistema”; al tiempo que argumenta el contenido en base a la experiencia y la perspectiva de dirigentes de la Contraloría en Las Tunas (6) —el balcón del Oriente cubano, como le llaman sus lugareños.

Entretanto, me vino a la mente lo que subrayé en “Lecciones de Che Guevara” justo once años atrás desde la visión guevariana reflejada en “El socialismo y el hombre en Cuba” asumido en interrelación con otras de sus obras magistrales también examinadas en la ocasión: “[…] el Estado se equivoca a veces. Cuando una de esas equivocaciones se produce, se nota una disminución del entusiasmo colectivo por efectos de una disminución cuantitativa de cada uno de los elementos que la forman, y el trabajo se paraliza hasta quedar reducido a magnitudes insignificantes; es el instante de rectificar […]” (7).

Llegado a este punto, asimismo recordé que la Revolución Cubana exhibe su histórica capacidad de corregir el rumbo cuando las condiciones así lo han demandado —por ejemplo, es lo que aconteció a mediados de los ochentas del pasado siglo con el “Procesos de rectificación de errores y tendencias negativas” (8)— y, en correspondencia, formulo estas preguntas para la reflexión:

¿Será que no vale la pena insistir en la pertinencia de trabajar en aras de favorecer al ciudadano/a cubano/a, cerrarle el tránsito a la especie de Satanás territorial y empoderar más y más a las masas; y al mismo tiempo, incrementar la percepción según la cual edificar nuestro Socialismo equivale a convertir en palpable el sentipensamiento del pueblo —muestra inequívoca de cómo ha de ser el pulso del Sistema Político en Cuba (9)? ¿Hasta qué punto podemos sostener que la dinámica de la Contraloría General de la República de Cuba es la respuesta idónea al combate al delito, la corrupción y desgracias acompañantes? ¿Qué grado de correspondencia existe entre lo que está estipulado para esa institución “en cuanto a proponer la política integral del Estado en materia de preservación de las finanzas públicas y el control económico administrativo” (10) y lo que sucede en la práctica revelado en sus vistas a centros de trabajo (11)?

Concluyo: Si es un secreto a voces los ejemplos de delitos que constan en este post; si la existencia de lo anterior evidencia que “el Estado se equivoca a veces”, que ello se puede traducir en “una disminución del entusiasmo colectivo” y que, por tanto, “es el instante de rectificar” —tanto más, a la luz de la alerta del Eterno Fidel (12) según la cual “Este país puede autodestruirse por sí mismo; esta Revolución puede destruirse, los que no pueden destruirla hoy son ellos; nosotros sí, nosotros podemos destruirla, y sería culpa nuestra” (13)—; entonces, es evidente que en Cuba necesitamos más de su Contraloría. ¡Amén!

Referencias:

1.- http://pop.kaosenlared.net/kaos-tv/87828-cuba-necesitamos-m%C3%A1s-de-su-contralor%C3%ADa.

2.- /index.php/pagina-principal/76068-cuba-cuentapropismo-ifoco-de-la-discordia.

3.- /index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/81144-cuba-hacer-mas-contra-el-boqueo-interno.

4.- http://www.cubadebate.cu/noticias/2019/05/31/diaz-canel-aprovechar-mas-la-industria-nacional-y-sus-potencialidades/comentarios/pagina-2/#comment_content.

5.- http://www.juventudrebelde.cu/opinion/2019-06-01/ilicitos-pregones.

6.- http://www.granma.cu/cuba/2019-06-02/auditoria-una-poderosa-herramienta-de-control-02-06-2019-22-06-53.

7.- http://banderaroja.blogspot.com/2008/06/lecciones-de-che-guevara.html.

8.- http://congresopcc.cip.cu/wp-content/uploads/2011/02/Citas-de-Fidel-Proceso-de-Rectificaci%C3%B3n-de-errores.pdf.

9.- /index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/81680-cuba-el-pulso-de-su-sistema-politico-2.

10.- http://www.contraloria.gob.cu/documentos/NormativasDocRerctores/03%20Reglamento%20ley%20107.pdf.

11.- http://www.cubadebate.cu/etiqueta/contraloria-general/.

12.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/72004-ifidel-vivira-por-siempre.

13.- http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/2005/esp/f171105e.html.

 

Lo último

01 de Octubre // 08:24
documentales-de-hernando-calvo-ospina-en-la-casa-de-la-solidaridad-en-estocolmo Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos - Capítulo Suecia.- El viernes 27 de septiembre, la Asociación[...]
01 de Octubre // 08:10
bartolome-sancho-desmonto-tesis-sobre-crisis-humanitaria-en-venezuela-y-cuba Gerardo Moyá Noguera - Casa de Amistad Baleares-Cuba.- Bartolomé Sancho, periodista balear residente en La Habana y presidente de Honor de la[...]
01 de Octubre // 07:23
nueva-propuesta-literaria-cuba-frente-al-buen-vecino-entre-el-contrato-y-la-herejia Cubadebate.- “Cuba frente al buen vecino. Entre el contrato y la herejía”, libro del ingeniero y periodista Iroel Sánchez, será presentado el[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos