Cuba-EEUU: relaciones de interés mutuo
Noel Manzanares Blanco
Miércoles, 01 de Abril de 2015

Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- Constituye un secreto a voces que de vez en vez utilizo al rotativo EL PAÍS, de España, para informarme (sin y con comillas) de la dinámica internacional y acerca de los bochinches sobre mi nación y, a propósito, compartir mi parecer con mis lectores/as. Es lo que hago en esta oportunidad, trayendo a colación el reporte Cuba y EE UU intentan trazar una agenda de derechos humanos que, si bien trata de hacer un alarde de reporte objetivo, no debe extrañar que deslice alguna ¿pifia? como el supuesto beneficio de la Isla de manera unilateral.

Resulta que desde Washington, la reportera del diario madrileño este primer día de Abril certifica que Estados Unidos y Cuba dieron este martes un primer paso hacia el diálogo de los derechos humanos, el más complejo en su ya de por sí complicado proceso de normalización de las relaciones; y que el ambiente del encuentro fue profesional, con un amplio acuerdo sobre el camino a seguir para un futuro diálogo sustancial sobre el tema en cuestión cuyos detalles se determinaran a través de canales diplomáticos —según Washington.

Asimismo, la vocera de EL PAÍS recuerda que Cuba llegó al encuentro de marras con la intención de abrir un diálogo diferenciado sobre el asunto y abordar preocupaciones sobre la situación de derechos humanos en EE UU que no son solo preocupaciones nuestras, sino de la sociedad norteamericana y de la comunidad internacional; y acredita que, como se esperaba, se ratificaron que existen diferencias entre ambos países en el abordaje de esa temática; al tiempo que esas incompatibilidades son en materia de percepciones y balances, puesto que derechos civiles, políticos y económicos son indivisibles de los culturales y sociales, y deben ser asumidos en una forma integral sin sobre valor unos en detrimentos de otros —según La Habana.

Pero la periodista española citó a una autoridad cubana que manifestó: “Se ratificó que somos capaces de tener una conversación respetuosa, profesional civilizada en esos temas”. Acto seguido, la misma periodista acotó que tales palabras “son una prueba más del interés de la isla en continuar un acercamiento a EE UU que tendrá su máxima expresión en la cita presidencial en Panamá y en el esperado anuncio de la reapertura de embajadas, algo que también podría ser anunciado en la reunión”, omitiendo el complemento de tal interés —las negritas son mías. He aquí lo que considero un desliz.

Es verdad que la Mayor de las Antillas desde siempre ha planteado su beneplácito con que las relaciones La Habana-Washington se desarrollen de manera civilizadas, con los preceptos de la Organización de Naciones Unidas y el Derecho Internacional. ¿Cómo darle la espalda a esta posición, si nosotros jamás hemos negado la pertinencia de vínculos estatales a partir del principio leninista de Coexistencia Pacífica, al margen de divergencias ideo-políticas?

Es lamentable que cubanas y cubanos hayan tenido que soportar el más largo Bloqueo multilateral que una nación todopoderosa ha impuesto a país alguno. ¿Será que con la emergencia de un diálogo decente nuestro pueblo podrá olvidar el enorme, enormísimo daño económico, comercial, financiero, militar, diplomático y, muy especialmente, humano causado por tan criminal actitud que todavía en este minuto persiste?

¡Enhorabuena, unos vínculos cualitativamente distintos entre los lados del Estrecho de la Florida! —exclamo, corazón en mano. Pero, por una parte, ello NO quiere decir que colocamos rodilla en tierra para que el Águila Imperial nos deje en santa paz. Y por otra, es mucho lo que le podemos ofrecer a estadounidenses en sentido general —significo, a los efectos del título que estoy presentando.

Para no abusar del tiempo de mis lectores/ras, apenas resalto que tenemos muchísimo más que Playa, Tabaco, Ron… Tenemos un elevado nivel cultural, de seguridad social, de tranquilidad ciudadana, de seriedad gubernamental. Tenemos, además, tanto las marcadas posibilidades de hacer inversiones en varias esferas del territorio nacional, destacando en torno a la Zona de Desarrollo Mariel, como una incalculable virtud científico-tecnológica-productiva cuyo ejemplo más ilustrativo sea quizás la industria bio-farmaceútica, sin despreciar aportes tangibles en la atención a personas desvalidas.

Entonces, no exagero un ápice cuando afirmo que Cuba-EEUU pueden/deben tener unas relaciones basadas en el interés mutuo.

 

 

 

 

Lo último

01 de Octubre // 08:24
documentales-de-hernando-calvo-ospina-en-la-casa-de-la-solidaridad-en-estocolmo Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos - Capítulo Suecia.- El viernes 27 de septiembre, la Asociación[...]
01 de Octubre // 08:10
bartolome-sancho-desmonto-tesis-sobre-crisis-humanitaria-en-venezuela-y-cuba Gerardo Moyá Noguera - Casa de Amistad Baleares-Cuba.- Bartolomé Sancho, periodista balear residente en La Habana y presidente de Honor de la[...]
01 de Octubre // 07:23
nueva-propuesta-literaria-cuba-frente-al-buen-vecino-entre-el-contrato-y-la-herejia Cubadebate.- “Cuba frente al buen vecino. Entre el contrato y la herejía”, libro del ingeniero y periodista Iroel Sánchez, será presentado el[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos