La lucha de Martí, Los Cinco y Fidel Castro
Noel Manzanares Blanco
Jueves, 26 de Febrero de 2015

Comparto con mis lectores/as estas breves palabras, consciente de que un panorama de nuevo tipo emerge en la Mayor de las Antillas al calor de los cambios que desde hace poco más de dos meses experimentan las relaciones entre Washington y La Habana. A ello me referí en Cuba-EEUU: extraordinario avance; enorme desafío, un título que hice acompañar de la inscripción que sigue: “Un aplauso infinito para Los Cinco. La distensión se abre paso. El Bloqueo sigue pendiente. El Carril dos se incrementará” —las negritas son de ahora.

En este ambiente, asistí a través de la Tv cubana al acto por el aniversario 120 del reinicio de la Guerra de Independencia y de condecoración a los Héroes Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René en el Palacio de Convenciones este 24 de Febrero. En la ocasión, el primero de ellos manifestó a nombre de sus Compañeros:

“Honrar a las cubanas y cubanos que un día como hoy, hace 120 años, decidieron retomar las ar­mas para luchar por la independencia de la patria, es la mejor manera de recibir el Título Ho­norífico de 'Héroe de la República de Cuba' que generosamente se nos otorga a cinco cubanos de estos tiempos cuyo mérito no es otro que haber cumplido con nuestro deber.

José Martí, alma de aquel levantamiento nacional del 24 de febrero de 1895, sentenció que la capacidad para ser héroe se mide por el respeto que se tributa a quienes lo han sido. Por ello, en un día como hoy, nuestro primer pensamiento es de gratitud y fidelidad hacia todos los que a lo largo de la historia, con su sacrificio, han hecho posible que vivamos en una Cuba socialista, revolucionaria y victoriosa, conscientes de que corresponde a nuestra generación, y a las que nos siguen, defender la continuidad de esta obra, los sueños y los ideales de nuestros libertadores.

El primer pensamiento de Los Cinco en este día ha de ser para un hombre cuyo liderazgo y visión estratégica fueron decisivos en la batalla que condujo a nuestra liberación, y quien con su ejemplo nos inculcó siempre el espíritu de lu­cha, resistencia y sacrificio. Un hom­­­bre que nos enseñó que la palabra rendición no existe en el diccionario de un revolucionario, y que des­de muy temprano aseguró a todos los cubanos que Los Cinco regresaríamos a la patria. Coman­dante en Jefe: esta condecoración que hoy con orgullo recibimos, es también suya” —las negritas son mías.

Escribo de paso que la lectura de las palabras de Gerardo a la sazón de una mirada al futuro de Cuba, me afincan en la convicción de que Los Cinco han de tener —indispensable preparación, aparte— responsabilidades claves en el Partido Comunista de Cuba y/o en el Gobierno, en el marco de la denominada actualización del que construimos la inmensa mayoría de compatriotas; justo porque son ellos un muy singular Ejemplo de quienes aspiramos a ser herederos y hacedores de la Obra revolucionaria del Compañero Fidel y, además, paradigmas probados en una peculiar fragua de combate por una sociedad que privilegie el culto a la dignidad humana.

En tanto, la misma oportunidad resultó propicia para que Eusebio Leal significara a José Martí como autor del intento y del fundamento de la unidad de la nación cubana; al tiempo que, tras sólidos argumentos históricos, concluyó expresando:

“Y esas ideas han prevalecido. Fueron las ideas que se defendieron en el proceso histórico del Moncada. Fueron las que conquistaron a los muchachos que se reunían en la calle de Prado para escuchar la voz de aquel joven que había irrumpido en la universidad como un torbellino, y de quien me dijo una de sus hermanas: un día volvió a la casa y papá ya lo sabía: “Vienes a buscar al chiquito”. El chiquito está aquí con nosotros, y el grande está con nosotros todavía” —las negritas son mías.

En este escenario, concluyo esta nota no solo ratificando lo que redacté en Fidel Castro: siempre en pro de las causas más justas porque el Líder Histórico de la Revolución Cubana ha sido y es una constante a favor de la humanidad en todos los confines de la Tierra en las últimas siete décadas —obviamente, incluí a Los Cinco en la órbita del Comandante en Jefe— sino que igualmente, a la distancia de doce décadas de la Guerra Necesaria concebida por nuestro Héroe Nacional y desde lo más profundo de mi corazón, deseo —aseguro que como millones y millones de cubanas y cubanos— verlo fundido en un abrazo con Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René. ¡Amén!

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo último

01 de Octubre // 08:24
documentales-de-hernando-calvo-ospina-en-la-casa-de-la-solidaridad-en-estocolmo Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos - Capítulo Suecia.- El viernes 27 de septiembre, la Asociación[...]
01 de Octubre // 08:10
bartolome-sancho-desmonto-tesis-sobre-crisis-humanitaria-en-venezuela-y-cuba Gerardo Moyá Noguera - Casa de Amistad Baleares-Cuba.- Bartolomé Sancho, periodista balear residente en La Habana y presidente de Honor de la[...]
01 de Octubre // 07:23
nueva-propuesta-literaria-cuba-frente-al-buen-vecino-entre-el-contrato-y-la-herejia Cubadebate.- “Cuba frente al buen vecino. Entre el contrato y la herejía”, libro del ingeniero y periodista Iroel Sánchez, será presentado el[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos