Fidel Castro: siempre en pro de las causas más justas
Noel Manzanares Blanco
Jueves, 21 de Agosto de 2014

Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- La prensa cubana y extranjera se ha hecho eco de las palabras de Fidel Castro contenidas en “La verdadera amistad”, a propósito de la visita que Nicolás Maduro, Presidente de la Hermana Venezuela, le hiciera a su paso por Cuba para saludarlo personalmente por sus 88 aniversarios, como había prometido el 13 de Agosto último.

En esas palabras, el compañero Fidel resalta que nuestro mundo está viviendo un momento excepcional y único, y particulariza con uno de los acontecimientos más dramáticos como es el caso del genocidio que se lleva a cabo en la Franja de Gaza; al tiempo que significa cómo “Muchas personas se preguntan: ¿Quién gobierna a quién, Estados Unidos a Israel o Israel a Estados Unidos?

Igualmente, nuestro Líder Histórico destaca que con la mayor sinceridad felicitó a Maduro por lo que estaba haciendo por el pueblo mártir de la Franja de Gaza; resalta la paradoja de la “Asociación de Clínicas y Hospitales de Venezuela, que agrupa” a “centros de salud privados del país”, pidiendo al Gobierno que se declare una “emergencia humanitaria” para hacer frente a la “escasez de insumos, medicamentos, equipos médicos y repuestos” que, aseguran, “ponen en riesgo la vida de la población”; y apunta acto seguido: “¡Qué enorme casualidad! Esta demanda se realiza precisamente cuando en la Franja de Gaza se produce el genocidio yanki-israelita de la zona más pobre y superpoblada de esa comunidad que ha vivido allí a lo largo de milenios” —las negritas son mías.

Así, vino a mi mente la intervención de Fidel en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) el 26 de septiembre de 1960, momento en que enarboló una tesis para desterrar las angustias de las personas oprimidas por el capital: “¡Desaparezca la filosofía del despojo, y habrá desaparecido la filosofía de la guerra! ¡Desaparezcan las colonias, desaparezca la explotación de los países por los monopolios, y entonces la humanidad habrá alcanzado una verdadera etapa de progreso!”.

También rememoré que pasadas unas tres décadas de aquel magisterio en la ONU, el Comandante en Jefe volvió a alertar a la comunidad internacional en el mismo sentido, pues en sus pronunciamientos en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, en Río de Janeiro, Brasil, el 12 de junio de 1992, sentenció: “Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre”.

Al respecto, le recuerdo a mis lectores/as que el entonces Presidente Fidel Castro ofreció argumentos sobre tal sentencia al indicar que las sociedades de consumo eran las responsables fundamentales de la atroz destrucción del medio ambiente porque ellas habían nacido de las antiguas metrópolis coloniales y de políticas imperiales que, a su vez, engendraron el atraso y la pobreza que por aquellos años y hasta nuestros días azotan a la inmensa mayoría de la humanidad.

Entretanto, deseo subrayar que el Presidente de Uruguay José Mujica el año pasado catalogó al Fidel de hoy como enciclopédico y poseedor de preocupaciones viejas que se están reflejando en él actualmente; mientras que  develó que en este minuto está empeñado en conseguir y poder seleccionar variedades de vegetales verdes altamente proteicos que pudieran ser la base que sirva para preparar raciones concentradas que permitan reducir el consumo de grano en los animales y, de facto, incrementar la comida humana.

A la sazón, debo incorporar su incesante lucha con y para el pueblo de la Mayor de las Antillas. Ahí está, por ejemplo, su protagonismo en torno al Moncada y al Exilio; en torno a Girón y a la Crisis de Octubre; en torno al Proceso de Rectificación de Errores y Tendencias Negativas y la Batalla de Ideas; en torno al libro “Cien horas con Fidel” y a sus Reflexiones tras recuperarse de la zancadilla que le impuso la vida.

Con estos elementos de juicio, encuentro en el marco del sentido común que usted comparta conmigo que no exagero al considerar que Fidel Alejandro Castro Ruz exhibe todo un desvelo/entrega a favor de la mayoría de cubanas y cubanos, un aspecto al cual se une su apego en interés de los humildes en América Latina y el Caribe, en el Sur y el Norte de los Terrícolas.

Entonces, sin pensar en riesgo alguno, exclamo que el Líder Histórico de la Revolución Cubana ha sido y es una constante en pro de las causas más justas que ha vivido la humanidad en todos los confines de la Tierra en las últimas siete décadas —a juzgar por su quehacer en el día a día. ¡Enhorabuena!

 

 

 

Lo último

01 de Octubre // 08:24
documentales-de-hernando-calvo-ospina-en-la-casa-de-la-solidaridad-en-estocolmo Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos - Capítulo Suecia.- El viernes 27 de septiembre, la Asociación[...]
01 de Octubre // 08:10
bartolome-sancho-desmonto-tesis-sobre-crisis-humanitaria-en-venezuela-y-cuba Gerardo Moyá Noguera - Casa de Amistad Baleares-Cuba.- Bartolomé Sancho, periodista balear residente en La Habana y presidente de Honor de la[...]
01 de Octubre // 07:23
nueva-propuesta-literaria-cuba-frente-al-buen-vecino-entre-el-contrato-y-la-herejia Cubadebate.- “Cuba frente al buen vecino. Entre el contrato y la herejía”, libro del ingeniero y periodista Iroel Sánchez, será presentado el[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos