Cuba, el Papa Francisco y la 'disidencia'
Noel Manzanares Blanco
Martes, 20 de Mayo de 2014

Noel Manzanares Blanco - Cubainformación.- El análisis de las relaciones del Liderazgo de la Revolución Cubana con la Iglesia Católica en nuestro país, debe tener en cuenta un antecedente significativo: me refiero al Padre-Comandante Guillermo Sardiñas, quien fuera considerado por Fidel Castro como “un soldado de la fe, un combatiente revolucionario y un cristiano verdadero que defendió a los desposeídos y para servir a la Revolución no tuvo necesidad de renunciar ni a sus principios religiosos ni a su condición de sacerdote”.

(Acerca de este Padre sui géneris, subrayo un detalle: recibió el título de Comandante en reconocimiento a sus méritos; apoyó la expulsión de los sacerdotes que participaban en actividades contrarrevolucionarias y trataban de utilizar la religión en contra del proceso que emergió con el Primero de Enero de 1959; y hasta sus últimos días, vistió una sotana verde olivo diseñada para él por Camilo Cienfuegos, exhibiendo en ella los grados de Comandante).

Asimismo, sugiero no pasar por alto la tristemente célebre Operación Peter Pan que tuvo lugar en el clima de aguda contradicción entre Washington y La Habana caracterizado por las constantes agresiones y amenazas de guerra, junto a las insidiosas campañas promovidas por la CIA y propaladas internamente por organizaciones contrarrevolucionarias que actuaban a su servicio, amén del bochornoso acompañamiento que tal estratagema recibió de la jerarquía católica en Cuba.

(“¡Madre cubana, no te dejes quitar a tu hijo!” y “¡Atención cubano! Ve a la iglesia y sigue las orientaciones del Clero”, formaron parte de las exhortaciones que se difundieron antes de la propagación de una falsa Ley de la Patria Potestad, supuestamente emitida por el Gobierno cubano y distribuida clandestinamente entre la población, cuyo texto fue redactado en Estados Unidos e introducida en la Isla por el agente principal de la CIA en Cuba, José Pujals Mederos . Según reconoció años después Ángel Fernández Varela, también agente de la CIA, él fue una de las personas responsables de la redacción de esta ley).

Con tal preámbulo, la discordia Iglesia Católica-Gobierno Revolucionario permaneció en nuestra nación más-menos hasta dos décadas atrás, cuando fueron visibles los primeros acercamientos entre estos sujetos. Destaco como puntos sublimes la visita del Papa Juan Pablo II al archipiélago caribeño, en Enero de 2008; los encuentros del Presidente Raúl Castro y su Santidad Benedicto XVI en Santiago de Cuba, más las palabras del anfitrión y las del visitante en La Habana, en Marzo de 2012; así como las declaraciones del Primer Vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel al calor de la ceremonia de entronización del Papa Francisco, en Marzo de 2013, y el recibimiento del Secretario de Estado de la Santa Sede, Cardenal Pietro Parolin, al Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, en la Ciudad del Vaticano, en Abril de 2014.

Particularmente, significo un acontecimiento que por estos días protagoniza en aquellos predios uno de los exponentes más genuinos de la Cultura Cubana: la Exposición de Kcho en el mismísimo corazón papal. Al respecto, subrayo que en el catálogo de ella el crítico Luciano Caprile expresó: “El artista trabaja a toda prisa en el papel o el lienzo como si se presionara por la urgencia de liberarse de cierta ansiedad que no le permite ningún placer contemplativo. Habla de la condenación y de la esperanza con la determinación didáctica precisa. El suyo es un grito que corta el aire y es la cruz la que alienta y destaca la conciencia del observador”.

Entretanto, hace un par de años apareció Vientos de divorcio entre la Iglesia y la disidencia en Cuba con la siguiente inscripción: “El cardenal cubano Jaime Ortega despertó las iras de los grupos anticastristas de dentro y fuera de Cuba a raíz de una conferencia realizada en la Universidad de Harvard, donde criticó a los disidentes que ocuparon iglesias antes de la llegada del Papa, en marzo de este año”.

Aquel trascendido da cuenta de un detalle, a saber: “Según el disidente católico, Osvaldo [Oswaldo] Payá, en la cúpula de la Iglesia 'hay una politización de algunos sectores o de personas siguiendo la línea del cardenal' y agrega que 'es una doctrina que establece que Raúl Castro es el único que puede promover los cambios y que la oposición no existe'”.

Sin embargo, al cabo de diecisiete meses la misma fuente publicó ¿Se enfrían las relaciones entre la Iglesia Católica y el Gobierno cubano?, con este párrafo inicial: “La cúpula de la Iglesia Católica Cubana parece querer dejar claro los límites de su alianza con el gobierno de Raúl Castro, al demandar este domingo [15 de Septiembre de 20013] que se realicen cambios políticos acompañando las reformas económicas que se llevan adelante desde el 2008”.

Así, comprendí mejor el trabajo Desde el Vaticano: Kerry contra Cuba aparecido a principios del 2014 notificando que el secretario norteamericano de Estado de nombre John aprovechó una visita a la Santa Sede para arremeter vs. nuestro Caimán Verde durante un diálogo con el jefe de la diplomacia de esa institución, Pietro Parolin, al abogar por la fingida necesidad de alcanzar el respeto de los derechos humanos y las libertades en la Isla.

Quizás por las dos últimas ideas manifestadas, resultó congruente que este 14 de Mayo la opinión pública pudiera conocer que el Papa Francisco recibió a la familia de Oswaldo Payá en el Vaticano, en una reunión que comenzó a las 09.22 horas locales (07.22 GMT) y tuvo una duración de 23 minutos. Como era de esperar, en la ocasión se reiteró el “asesinato” de ese integrante de la “disidencia” cubana —según un cable de EFE.

En este escenario, le propongo a mis lectores/as leer Cuba: dos visiones contrapuestas y, en específico, Pasen, señores, pasen: Carromero, segunda parte donde consta una foto inequívoca mostrando que el auto que conducía ese ciudadano de la Madre Patria no muestra huellas de impacto en sus defensas traseras, entre otros argumentos que comprueban el porqué es puro cuento el show del “asesinato” de Oswaldo Payá Sardiñas —falsedad difundida por el mencionado ciudadano español.

A propósito, también sugiero meditar sobre cómo la justicia española rechaza investigar la muerte de Payá, de acuerdo con un reporte del 23 de Septiembre de 2013 de AFP comunicando el rechazo de la denuncia presentada en Madrid por la muerte del susodicho, por no ser competente para ello y considerar que el caso ya fue juzgado en Cuba.

La Agencia Francesa de Prensa puntualiza que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco decidió “desestimar la admisión a trámite de esta querella ante la falta de competencia” de la justicia española en un acto judicial que hizo público y de esa manera acreditó la opinión de la fiscal Teresa Sandoval, que el pasado 11 de Septiembre había recomendado que no se admitiera a trámite la querella presentada el 19 de Agosto anterior por la esposa y la hija del líder opositor, Ofelia Acevedo y Rosa María Payá, “contra el Teniente Coronel Águilas, jefe de instrucción de delitos de la Seguridad del Estado cubano, y el Coronel Llanes, encargado de delitos de la Seguridad del Estado cubano”.

AFP adiciona que el juez Velasco recuerda que la sentencia dictada en Cuba por los hechos “ha sido objeto de reconocimiento explícito por parte del Gobierno español”; al tiempo que considera que la apelación a la justicia universal para que se abra esta investigación “no sólo deviene forzada, sino que improcedente”, ya que en este caso no se trata de un delito de lesa humanidad puesto que “ni hay ataque masivo a la población civil, ni es generalizado ni sistemático, ni hecho de propósito con intenciones de persecución política”.

Con estos elementos de juicio, me inquieta cómo este Papa —parece que no encontró un lapso para recibir al Primer Vicepresidente Díaz-Canel, un año atrás, y lo mismo le sucedió ante la visita del Canciller Bruno Rodríguez al Vaticano, el mes pasado— le dedicó una parte de su precioso tiempo a la atención de unos impostores/difamadores que trabajan para los intereses de Washington contra La Habana o sea, en contra del pueblo cubano.

Me resisto a creer que los asesores de su Santidad no le hayan informado ni del citado comportamiento de la Justicia de España y el Gobierno de Madrid, ni de la extensa trayectoria de agresiones multilaterales de la Administración de Estados Unidos de América a Cuba, mucho menos porque sus dos predecesores (Juan Pablo II y Benedicto XVI) se pronunciaron en público contra el repudiado Bloqueo Made in USA.

Entonces, pregunto:

¿Acaso constituye un desatino pensar que un episodio como el que acaban de protagonizar el Papa Francisco y la familia Payá se inscribe en la exhibición contrarrevolucionario desatada por más de cinco décadas vs. el proyecto de Libertad, Independencia y Dignificación de cubanas y cubanos que construimos en la Mayor de las Antillas el grueso de sus hijas e hijos?

Por tanto, tengo que pensar en que la actitud de Cuba y la generalidad de sus habitantes ante la Santa Sede es muy poco respetada con el episodio de marras. Ello, sumado a la recepción dada a las mencionadas palabras del secretario de Estado John Kerry, puede ser considerado como una prueba inequívoca de la penetración del Gobierno estadounidense al Vaticano. Confieso, pues, que esperaba otra postura del Sumo Pontífice.

 

 

 

 

 

 

Lo último

01 de Octubre // 08:24
documentales-de-hernando-calvo-ospina-en-la-casa-de-la-solidaridad-en-estocolmo Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos - Capítulo Suecia.- El viernes 27 de septiembre, la Asociación[...]
01 de Octubre // 08:10
bartolome-sancho-desmonto-tesis-sobre-crisis-humanitaria-en-venezuela-y-cuba Gerardo Moyá Noguera - Casa de Amistad Baleares-Cuba.- Bartolomé Sancho, periodista balear residente en La Habana y presidente de Honor de la[...]
01 de Octubre // 07:23
nueva-propuesta-literaria-cuba-frente-al-buen-vecino-entre-el-contrato-y-la-herejia Cubadebate.- “Cuba frente al buen vecino. Entre el contrato y la herejía”, libro del ingeniero y periodista Iroel Sánchez, será presentado el[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos