Criticar o no criticar: he ahí la cuestión del bloguero cubano
Luis Ernesto Ruiz Martínez
Jueves, 09 de Agosto de 2012

Luis Ernesto Ruiz Martínez - Blog Visión desde Cuba/Cubainformación - En sus más recientes intervenciones, Raúl Castro Ruz nos convoca a avanzar “sin prisa, pero sin pausa” por el camino que nos permita encausar a la Revolución Cubana hacia un desarrollo y bienestar conquistados por el esfuerzo propio más que por “mágicas” soluciones.

Coincido totalmente, aunque incorporaría a la frase (me tomo el atrevimiento de hacerlo en tanto cubano revolucionario y defensor a ultranza de este proyecto heredado de mis mayores) el valor agregado de dos palabras que parecieran borradas del actuar cotidiano de no pocos dirigentes y funcionarios de esta isla: “sin miedos”. Es lamentable escuchar tenebrosas realidades que evidencian el daño que el miedo hace en este difícil camino por el que andamos los cubanos.

El papel de la prensa cubana ha sido ampliamente cuestionado en años recientes. Los hombres y mujeres que se dedican en Cuba a esa compleja y necesaria labor reciben de todas partes ataques constantes y justificados reclamos para hacer mejor su trabajo. El miedo a mostrar la realidad, a veces cruda y despiadada, no puede ser nunca sinónimo de silencio. Para mí un buen periodista es aquel que se cuestiona más que los problemas en sí a las estructuras o personas que los generan, a la par busca posibles soluciones y no acepta el silencio como respuesta, aunque no esté en sus manos destapar “la caja de pandora”.

Durante poco más de un año he mantenido este espacio digital que contra viento y marea (los que me leen con frecuencia saben que en algunas ocasiones más intensos que los provocados por cualquier fenómeno meteorológico) ha logrado conquistar un número de lectores que de manera habitual regresan para seguir mis visiones de cuanto sucede a mi alrededor.

Un tema recurrente es el que abordé en la ponencia presentada al BlogazoxCuba desarrollado en Matanzas. Allí afirmaba: No creo que en Cuba alguien pueda desconocer el infundado terror que provocan las redes sociales y la blogosfera en quienes tienen la responsabilidad de tomar las decisiones para el aprovechamiento de las tecnologías. Las universidades, que deberían ser espacios de avanzada, no siempre lo son. Las “regulaciones” establecidas por la seguridad informática tornan el tema en “mala palabra” para muchos que prefieren mantenerse alejados para no “meter la pata”.

Recuerdo que allí se generaron importantes discusiones acerca del empuje que los blogueros y blogueras de Cuba le estaban dando al periodismo que hace falta en estos tiempos en que la tecnología marca la vida de todos en el planeta. Según algunos delegados se hacía mucho mejor ejercicio periodístico en los blogs que en los medios nacionales que iban quedando sumidos en maneras anticuadas y poco aceptadas por sus lectores. Palabras ampliamente aplaudidas, pero lamentablemente de poca continuidad.

Lo cierto es que el problema no es exclusivo de las universidades y hasta en los mismos medios se les hace la vida bien compleja a los blogueros-periodistas que decidieron abrirse un espacio personal para emitir sus criterios de manera paralela al medio en el que laboran. En días recientes he leído algunos post que confirman que es acertado el camino que unos pocos blogs abrieron para que otros varios buscáramos ampliarlo en bien del futuro cercano de nuestra isla.

Resulta reconfortante el incremento de blogs en toda Cuba, a pesar de las reales dificultades para el acceso a internet para su necesario mantenimiento. Sin embargo, no siempre la cantidad es sinónimo de calidad y el número de blogueros que no son periodistas es bastante reducido. Es vergonzoso conocer de directores de medios que aspiran a trasladar sus atribuciones administrativas y editoriales hacia los post publicados por los blogueros-periodistas en sus bitácoras personales, cuestionando cualquier trabajo que asuma la crítica, no importa si lo hace desde posiciones revolucionarias y constructivas. Ejemplos hay muchos y algunos hasta han dejado a un lado sus blogs para mantenerse “en buena con sus jefes”.

El colega santiaguero Arnoldo Fernández Verdecia, a quien le deseo una pronta recuperación, afirmaba hace algunos días que “el uso de los blog no está regulado por ninguna política, y no forma parte del articulado de un documento regulatorio que determine usos y funcionalidades. Tener un blog es ante todo una responsabilidad individual y ética”.

Algunos pretender desconocer la esencia de un blog como espacio para compartir criterios e ideas generalmente personales y donde la crítica se convierte en arma permanente para mostrar una realidad que nos conmueve. Conozco varios colegas de la blogosfera que alguna que otra vez han tenido que ofrecer “explicaciones” por los contenidos de post publicados con una elevada dosis de crítica social, política o de cualquier otra naturaleza.

Seguiré siendo un defensor de mostrar la realidad tal cual es, pero sin olvidar que del lado de allá (y también dentro) tenemos un enemigo que se dedica a buscar la más mínima brecha para saltar sobre la Cuba que construimos con tanto esfuerzo y que no es perfecta. Con lo que no estaré de acuerdo jamás es con la maliciosa costumbre de “dormir con los problemas”, pues le toca a otro darles solución. Por eso encontrar el justo equilibrio es una tarea mucho más difícil que transformar la prensa cubana.

Tenemos motivos suficientes para mostrar ante el mundo una Cuba que es agredida mediáticamente y cuyos logros son silenciados cotidianamente. Ante nosotros se abre la posibilidad de compartir con nuestros lectores cómo es esta isla que a pesar de tantas dificultades y escaseces batalla por el bienestar de sus ciudadanos. Abrirse espacio es sumamente difícil, pero no imposible.

Si permitimos que en los blogs se muestre una edulcorada versión de la realidad que vivimos en este planeta que nos tocó habitar, sin hacer una valoración crítica de aciertos y errores estaremos comenzando a convertir a la blogosfera cubana en algo similar a lo que son hoy los cuestionados medios nacionales. Para entonces seremos nosotros las dianas de los disparos.

 

Lo último

01 de Octubre // 08:24
documentales-de-hernando-calvo-ospina-en-la-casa-de-la-solidaridad-en-estocolmo Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos - Capítulo Suecia.- El viernes 27 de septiembre, la Asociación[...]
01 de Octubre // 08:10
bartolome-sancho-desmonto-tesis-sobre-crisis-humanitaria-en-venezuela-y-cuba Gerardo Moyá Noguera - Casa de Amistad Baleares-Cuba.- Bartolomé Sancho, periodista balear residente en La Habana y presidente de Honor de la[...]
01 de Octubre // 07:23
nueva-propuesta-literaria-cuba-frente-al-buen-vecino-entre-el-contrato-y-la-herejia Cubadebate.- “Cuba frente al buen vecino. Entre el contrato y la herejía”, libro del ingeniero y periodista Iroel Sánchez, será presentado el[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos