El Represor y el Guardián
Lorenzo Gonzalo
Viernes, 26 de Septiembre de 2014

 Lorenzo Gonzalo*/Foto Virgilio Ponce

Por Lorenzo Gonzalo*/Foto Virgilio Ponce -Martianos-Hermes-Cubainformación.- No tengo las estadísticas que me permitan decir cuántos policías per cápita existen en Estados Unidos de Norteamérica. Pero sí puedo asegurar que son bastantes y la prueba es la rapidez con que se aglomeran las patrullas policiales, en ocasiones tan cotidianas como detener un vehículo por una infracción de tránsito.

Tampoco puedo decir de cuántos poderes están investidos los agentes para proceder al arresto, golpear, matar, encauzar y hacerle añicos la vida a cualquiera que ellos consideren violando la ley.

En los países Sur y Centro Americanos, salvo en los gobiernos dictatoriales que ya no existen en el área, un policía tiene que cuidarse de cómo proceder ante un ciudadano, aun cuando la persona esté armada, porque las consecuencias pueden ser desastrosas para su futuro. En algunos de esos pueblos, en varias oportunidades, la ciudadanía ha linchado a agentes del orden que han actuado con excesiva fuerza o han abusado de su autoridad.

El mundo presenció las protestas recientes de los ciudadanos de Ferguson, Missouri, por la muerte de un joven negro, luego de recibir seis disparos, casi todos ellos fatales.

Pero otras bochornosas violencias policiales suceden con frecuencia y no llegan a la gran prensa.

En Milledegeville, Georgia, una niña de seis años fue “detenida” en su escuela en el año 2012, “esposada” y llevada a la comisaría donde permaneció por “varias horas en una celda” en espera que llegase un familiar. La niña se llama Salecia Jonson. Algo similar sucedió en el estado de Florida.

Pero más allá de anomalías como estas, lo terrible y peligroso es la impunidad con que un agente policial dispara contra un ciudadano simplemente diciendo que temía por su vida.

En la ciudad de Pompano en Florida, un señor llamado Deosarán Maharaj de 51 años fue baleado mortalmente luego de un incidente en que había amenazado a su novia con un machete. Cuando llegó la policía el hombre se había marchado en su camioneta. Detenido a pocas cuadras de distancia, se bajó del vehículo y casi de inmediato volvió a ocuparlo con la obvia intención de continuar su camino. El oficial lo conminó a bajarse, pero como el ciudadano no acató la orden le disparó mortalmente. Las pesquisas mostraron que tenía un machete en su camioneta.

Los policías estadounidenses reclaman el derecho a disparar si “consideran” que están en peligro.

Creo que la causa de sucesos primitivos de violencia de esta naturaleza radica en dos realidades contradictorias.

La primera es la ausencia de una evaluación sicológica que permita apreciar si la persona está capacitada para ese trabajo.

La segunda es la imposibilidad de proceder a evaluaciones de ese tipo ante el aumento de la demanda de los llamados “agentes del orden”.

No es mucho secreto que la personalidad de quienes hacen trabajos investidos por la Ley de tan temible poder, tienen en su mayoría tendencias sicopáticas, lo cual no significa que sean portadores de esta enfermedad mental, pero esto no los exime de inclinaciones sádicas, narcisista, confusión de sus preferencias sexuales y otras, que generalmente se vinculan a la violencia.

Por consiguiente si la persona va a lidiar con gente a quien debe defender y no atacar, requiere de una estructuración sicológica muy diferente a la del soldado, quien sólo requiere preparación para enfrentar un enemigo.

Los policías estadounidenses y de muchas otras naciones, se están convirtiendo en enemigos del ciudadano. Las razones debemos encontrarla en el temor que el Estado moderno tiene frente a un público a quien más allá de representar, le resulta necesario controlar.

La demanda en aumento de fuerzas policiales se debe al temor de una sublevación ciudadana o de determinados sectores.

Recientemente la Universidad de la Florida recibió vehículos militares y otros artefactos para armar a la policía de dicho recinto.

Las asonadas frente a Wall Street, los rientes sucesos en la ciudad de Ferguson y algunas expresiones estudiantiles de protesta, nos hace pensar que no se preparan para defender a los estudiantes sino para reprimirlos. Más allá de una preparación se enfrentan a una militarización.

En días pasados una persona penetró el recinto de la Casa Presidencial, la Casa Blanca y el sujeto fue apresado luego de una movilización del Servicio Secreto quien se encarga de velar por la vida del Presidente y la estabilidad del Estado.

Se trata de personas que son sometidas a exámenes exhaustivos para asegurar que no se convertirán en gatillos alegres, matando a cuánto sospechoso se les acerque o salude al Presidente.

Si el encargado de la guardia en la Casa Blanca, la noche que Omar González penetró en su recinto, hubiese sido Darren Wilson, el policía que mató a Michael Brown en la ciudad de Ferguson, es totalmente seguro que Omar hubiese recibido al menos seis disparos en la cabeza.

Esta es la diferencia entre el represor y el guardián. El primero arremete, no cuida, reprime no coadyuva al cumplimiento del orden, el segundo vela por la integridad de su protegido sin asumir peligros catastróficos en actos pasionales descoordinados, fáciles de controlar con elementales técnicas de defensa.

La policía estadounidense y la de otros países han dejado de ser guardianes protectores de la Ley y el Ciudadano para convertirse en testaferros del Poder.

Así lo veo y así lo digo.

* Lorenzo Gonzalo, periodista cubano residente en EE.UU., Subdirector de Radio Miami.

Enviado por el autor a: Martianos-Hermes-Cubainformación

Estos textos pueden ser reproducidos libremente siempre que sea con fines no comerciales y cite la fuente.

 

Lo último

01 de Octubre // 08:24
documentales-de-hernando-calvo-ospina-en-la-casa-de-la-solidaridad-en-estocolmo Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos - Capítulo Suecia.- El viernes 27 de septiembre, la Asociación[...]
01 de Octubre // 08:10
bartolome-sancho-desmonto-tesis-sobre-crisis-humanitaria-en-venezuela-y-cuba Gerardo Moyá Noguera - Casa de Amistad Baleares-Cuba.- Bartolomé Sancho, periodista balear residente en La Habana y presidente de Honor de la[...]
01 de Octubre // 07:23
nueva-propuesta-literaria-cuba-frente-al-buen-vecino-entre-el-contrato-y-la-herejia Cubadebate.- “Cuba frente al buen vecino. Entre el contrato y la herejía”, libro del ingeniero y periodista Iroel Sánchez, será presentado el[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos