`El Movimiento de Solidaridad con Cuba es heterogéneo y no debe ser sectario ni defender una Revolución cubana estática y en blanco y negro´ (+ Fotos)
Lunes, 18 de Mayo de 2015

El Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) es la institución que se relaciona con el Movimiento de Solidaridad con Cuba, compuesto por más de 2.000 organizaciones en todo el mundo. Kenia Serrano es su Presidenta, que relata a Cubainformación TV cómo es su labor como diputada en la Asamblea Nacional de Cuba. También reflexiona sobre el propio Movimiento de Solidaridad, que -según sus cariñosas palabras- "acumula juventud" y debe adaptarse a las nuevas circunstancias históricas que vive Cuba.

Ver este vídeo en Youtube

 

JW Player goes here

- Cuba está viviendo un momento de cambio. ¿Para adaptarse a ese cambio, el MSC necesita un giro en su mensaje y en sus formas de movilización?

- El cambio de tiempo en Cuba, en mi apreciación, se viene dando desde que decidimos actualizar nuestro modelo económico.

Por supuesto también es un elemento nuevo el diálogo con EEUU, desde que el 17 de diciembre de 2014 conseguimos la liberación de los tres de nuestros Cinco Héroes aún presos y Obama reconoció, de manera explícita e inédita, que la política que ha llevado EE.UU. contra Cuba ha fracasado.

Pero no hay que olvidar que el escenario es de continuidad del bloqueo, donde el enemigo histórico de la Revolución está apostando por otros métodos para alcanzar el mismo objetivo.

Y el MSC debe entender con claridad que lo que hay es un discurso diferente pero los objetivos siguen siendo los mismos, y que la lucha no es contra EEUU, sino contra el capitalismo, contra el imperialismo, contra un modelo de dominación que nos quieren imponer a todos los pueblos, no sólo a Cuba. Aunque Cuba acumule un abultado kilometraje de más de 50 años enfrentando esas intenciones.

También debemos comprender que el propio pueblo estadounidense nos necesita. Desgraciadamente, y a pesar de los grandes recursos que tiene el país, dentro de EEUU hay un Tercer Mundo con millones de personas que están excluidas socialmente, sin acceso a los servicios básicos de salud, educación o seguridad social. Vemos discriminación racial, y movimientos que encarnan luchas históricas de esos pueblos desde los años 60. Las fuerzas progresistas, o al menos honestas, de esa sociedad necesitan saber y entender por qué existe un movimiento en el mundo que es solidario con Cuba. Si ese movimiento existe no es porque Cuba haya ido tocando puertas y pidiendo solidaridad: es el reflejo de que Cuba ha entendido –y llevado a la práctica– que ser solidarios e internacionalistas es saldar nuestra propia deuda con la Humanidad.

Logramos sacar a Los Cinco de su prisión. Logramos ejercer una fuerte presión internacional sobre EEUU. Contribuimos a mover una montaña, porque el muro de silencio contra Cuba, y particularmente en la causa de Los Cinco, se erigió cual montaña inamovible. El MSC logró mover esa montaña, en conjunto con otros factores que siempre dijimos que tendrían que interactuar para lograr el colofón de la victoria: el regreso de nuestros compañeros.

También sabemos que el MSC, en algunos momentos, no coordinó lo suficiente las acciones, y nos faltó apropiarnos de las nuevas tecnologías para hacer que nuestro mensaje se expandiera a mayor velocidad.

El MSC vivió, de igual forma, en los años 90, el impacto terrible de la desaparición del campo socialista, que provocó la desestructuración de las izquierdas tradicionales. Pero también han ido surgiendo nuevos actores en los movimientos sociales, y todo ello se ha conectado. Surgen nuevas maneras de expresar el disenso político hacia el status quo y la forma de asociarse alrededor de Cuba: los foros sociales mundiales, por ejemplo, acogieron desde sus inicios la causa de Los Cinco y contra el bloqueo a nuestro país.

Es importante que el MSC no defienda una Cuba estática, una Cuba fotografiada en blanco y negro. No se puede explicar la realidad cubana en los 140 caracteres del Twitter. Pero sí se puede utilizar esa tecnología y esa síntesis para llamar la atención y para despertar la curiosidad de muchas personas que no conocen Cuba pero que pueden profundizar en su realidad.

Y luchar contra el bloqueo hoy es más importante que nunca. Limita a Cuba en el proceso, decido por nuestro pueblo, de actualizar su modelo económico, y también en nuestro proyecto de ser más internacionalista, de tener más cooperación con el Sur, incluso cooperación con países desarrollados que puedan necesitar las conquistas de nuestra ciencia, de nuestro desarrollo social y económico y de nuestra cultura.

- Kenia Serrano, además de presidenta del ICAP, es diputada en la Asamblea Nacional de Cuba. ¿En qué se centra su trabajo?

- Este es mi tercer mandato como diputada, y soy miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea, una de las comisiones permanentes. A lo que más tiempo dedico es a nuestra labor solidaria y a establecer puentes legislativos y de diplomacia parlamentaria dondequiera que vamos: con grupos de otros parlamentos que, o están asociados, o desarrollan acciones a favor de Cuba y de América Latina.

Fui electa por la provincia de Las Tunas, donde me formé, aunque nací en Antilla (Holguín). Frecuento la provincia, me reúno con los electores, hemos llevado a cabo importantes procesos, como perfeccionar la atención de quejas de la población. El compañero Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional, así como los diputados y diputadas y presidentes de las comisiones permanentes, se reúnen muy frecuentemente con los delegados del Poder Popular, que son quienes diariamente enfrentan todos los estados de opinión, las preocupaciones y propuestas que provienen del intercambio con la gente en la calle.

Debemos ayudar a que la delegada o delegado, una figura tan importante en nuestro sistema democrático, sea más eficaz, acompañándolo a nivel de comunidad. En nuestras instalaciones del ICAP se reúne la Federación de Mujeres Cubanas, el Círculo de Abuelos, los Combatientes de la Revolución, el proyecto “Alas por la vida”, un colectivo de mujeres con cáncer de mama... O sea, en Cuba existe el compromiso de cada diputado o dirigente de abrir las puertas a todos los que busquen un espacio. Soy, más que una diputada, una ciudadana y una activista. Abrimos la puerta de las instalaciones del ICAP todos los días del año para que la gente se reúna, se coordine y participe, porque tenemos clarísimo que la Revolución será más fuerte, alcanzaremos más sostenibilidad y prosperidad en nuestro ejercicio parlamentario, cuando la participación de la gente no sólo se limite a asistir, sino que se amplíe la participación con propuestas proactivas.

- Kenia, como mujer y joven, siendo presidenta de una institución emblemática, y siendo parlamentaria, ¿ha sentido lo que llaman el “techo de cristal”, es decir, la imposibilidad de muchas mujeres de acceder a puestos de mayor peso dirigente?

- Nací en un municipio muy pequeño. Nos mudamos a Las Tunas, estudié en la Universidad de Ciencias Pedagógicas en La Habana. Un día, con una niña de cinco meses, me designaron presidenta del ICAP. He cumplido muchas misiones y me siento muy feliz con lo que hago. Nunca he visto que, ni de manera explícita ni implícita, se me ponga ningún tipo de límites. Creo que cuando se asume ser revolucionaria –y yo lo asumo profundamente– lo importante es ser útil, y dondequiera que he tenido que estar he estado, trabajando siempre con pasión.

En Cuba el 48% del Parlamento está conformado por mujeres, somos el tercer parlamento en el mundo en relación a la paridad, y ello sin tener leyes de cuotas, y tengo la convicción de que son muchas más las que pueden estar ahí. Es decir, no creo que estemos ahí unas elegidas “a dedo”, sino que somos mujeres que somos el resultado de un proceso de transformaciones sociales.

Evidentemente, la vida de una mujer con roles de dirección en una sociedad todavía machista como la cubana, a pesar de nuestras conquistas, también significa que tiene que posponer proyectos, sacrificar a la familia o ceder ante situaciones en que se pone por delante su compromiso social. Pero no lo miro con ningún pesar, porque disfruto de lo que hago, y como mujer me siento muy reconocida.

La autoestima de las mujeres cubanas es muy alta y esa es una de las grandes conquistas de la Revolución, que tengamos nuestra propia voz, que no tengamos que conseguir nada a costa de ser una mujer objeto, y creo que en mi desempeño lo que yo he hecho es el resultado de lo que me dictan mis convicciones y valores.

- Volviendo al MSC: ¿el uso informativo y de movilización de las redes sociales en Internet es una de sus asignatura pendientes, con una militancia algo envejecida?

- Yo diría que el movimiento “acumula juventud”. Mucha gente se ha mantenido incluso más de 50 años al lado de Cuba. Claro, esa composición etaria del movimiento hace que haya muchas personas que no sean “nativos digitales”, incluso que tengan prejuicios hacia esas tecnologías, basándose por cierto en una verdad: que muchas de estas redes sociales son verdaderos instrumentos de vigilancia, de monitoreo y de espionaje.

Sin embargo, recordemos que en la tradición revolucionaria cubana nos hemos acostumbrado a quitarle las armas al enemigo y enarbolarlas eficientemente, como hacía nuestro Ejército Rebelde en Sierra Maestra. Teníamos un ejército pequeño, pero lleno de convicción, de capacidad y que se sabía respaldado por la mayoría de la población, que quería un cambio radical. Así derrotamos a un ejército poderoso como el de Batista, sufragado con millones de dólares de los EEUU.

En esas redes sociales hay de todo: una gran asimetría entre la bobería, la pseudocultura y la banalidad, por un lado; y por el otro, las ideas revolucionarias, antiimperialistas, las ideas de que el capitalismo es una basura que no funciona, que el consumismo no es el camino, que necesitamos un planeta donde convivir, que cada pueblo debe tener derecho a existir en su identidad y a no tener que reproducir el modelo de otro. Por ello tenemos que librar, también ahí, en las redes sociales, una gran batalla para poner nuestras visiones, para contrarrestar lo que difunden quienes tienen la plata y la ponen en función de convencer a las niñas de que tienen que ser Barbies, y generar el dilema entre el ser y el tener.

Y tiene que retumbar en los oídos incluso de los que administran en EEUU los grandes servidores de Google, de Yahoo, de YouTube y de toda esa parafernalia que se quiere presentar como lo “revolucionario”, cuando los revolucionarios somos los pueblos.

Entrevista: José MANZANEDA
Transcripción: Aurora VILAR

Tras la enorme victoria histórica de la liberación de los Héroes Cubanos, ahora toca luchar denodadamente contra el bloqueo, y hacerlo utiizando todas las herramientas de difusión y apoyo a la movilización, también las tecnologías y las redes sociales de Internet.

Serrano considera que se debe ofrecer solidaridad al pueblo de EEUU, donde "existe también un Tercer Mundo" de pobreza y marginalidad. El periodista le pregunta por el famoso "techo de cristal" que sufren las mujeres en todas las sociedades y que ella considera no ha sufrido en Cuba, a pesar de ser "una sociedad todavía machista".

Equipo en Cuba: Patricia Moncada, Javier Garijo, José Manzaneda. Edición: Esti Bonito.

Entrevistas y videos anteriores de Kenia Serrano en Cubainformación TV:

Entrevistamos a Kenia Serrano, Presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y diputada en la Asamblea Nacional

Palabras de Kenia Serrano, Presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (Encuentro Solidaridad en Alicante 2010).

Palabras de Kenia Serrano, Presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) (Encuentro Solidaridad en Toledo 2012)

Diputada cubana Kenia Serrano y el ICAP en su conjunto felicitan a Euskadi-Cuba, en sus 25 años

 

Lo último

01 de Octubre // 08:24
documentales-de-hernando-calvo-ospina-en-la-casa-de-la-solidaridad-en-estocolmo Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos - Capítulo Suecia.- El viernes 27 de septiembre, la Asociación[...]
01 de Octubre // 08:10
bartolome-sancho-desmonto-tesis-sobre-crisis-humanitaria-en-venezuela-y-cuba Gerardo Moyá Noguera - Casa de Amistad Baleares-Cuba.- Bartolomé Sancho, periodista balear residente en La Habana y presidente de Honor de la[...]
01 de Octubre // 07:23
nueva-propuesta-literaria-cuba-frente-al-buen-vecino-entre-el-contrato-y-la-herejia Cubadebate.- “Cuba frente al buen vecino. Entre el contrato y la herejía”, libro del ingeniero y periodista Iroel Sánchez, será presentado el[...]
Revista
Lo + leido
Recomendamos