Una cubana convencida de que aún queda por hacer si de Género y Comunicación se trata PDF Imprimir E-mail
Género
Miércoles, 29 de Febrero de 2012

Dorely Ribalta y Maité González - Revista Mujeres.- Mujer de principio a fin, lucha contra la discriminación de género desde Cuba, defensora de los derechos de las mujeres. Esa es la doctora Isabel Moya, presidenta de la cátedra de Género y Comunicación del Instituto Internacional de Periodismo José Martí y directora de la Editorial de la Mujer, la misma que entre risas y admirable sentido de la responsabilidad accedió a ofrecernos una panorámica sobre el manejo de las perspectivas de género en nuestro país y Latinoamérica, a propósito del Posgrado que se celebra en La Habana para abordar esos temas.

¿Qué objetivos persigue el Posgrado Internacional de Género y Comunicación?

El posgrado pretende sensibilizar y capacitar a comunicadores y comunicadoras de la región sobre la perspectiva de género y cómo esta puede ser una herramienta importante para mirar la realidad de otra manera y ayudar a todo el movimiento emancipatorio que se está dando en el continente para enfrentar la opresión a las mujeres discriminadas no sólo por su condición como tal , sino por el color de su piel, orientación sexual, etc.

¿Cada qué tiempo se celebra el posgrado?

El posgrado se ha posicionado en el mes de febrero desde hace ya nueve años. Actualmente estamos pensando hacer una segunda convocatoria por la gran demanda que tiene.

Los temas que más se tratan son los relacionados con la imagen de los hombres y mujeres en la comunicación y publicidad. También se abordan los tópicos que, de una u otra manera, se relacionan con la violencia de género y los medios de comunicación, con el empoderamiento de las mujeres, en fin, son las temáticas fundamentales que atraviesan hoy los debates de género en la academia y se llevan a los medios de comunicación desde los cuales se puede reproducir o no lo que ya está establecido.

¿Cuando se habla de género las personas generalmente piensan en el sexo femenino, entonces, ¿Este postgrado sólo está destinado a la mujer?

Ese es un error de concepto porque cuando nos referimos a género no sólo estamos hablando de las mujeres. El género es una categoría que establece relaciones entre hombres y mujeres, y por supuesto que el posgrado es un espacio al que pueden venir representantes de ambos sexos, aunque a mi me resulta muy curioso que cuando hablamos de los temas de géneros siempre se piensa en el sexo de las personas, sin embargo cuando el tema es economía nadie pregunta si participan mujeres u hombres.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso de captación y selección para el posgrado?

Nosotras hacemos una convocatoria abierta que se coloca en el blog del Instituto, se circula a través de los Medios de Prensa y del Servicio de Noticias de la Mujer en Latinoamérica y el Caribe( SEMLAC). Las personas postulan y se hace una selección de no más de 40 estudiantes teniendo en cuenta el currículum y la relación que pueden tener con los contenidos que se van a impartir.

¿Podría hacer un breve resumen sobre los resultados del posgrado desde sus inicios hasta la actualidad?

Más de 200 personas han recibido el posgrado, de ellas casi un centenar es de América Latina y el resto de Cuba. Han participado comunicadores y comunicadoras de más de 14 países incluyendo España. Un elemento importante es que se ha mantenido una especie de colaboración permanente entre las personas que han participado en el postgrado.

¿Se ha podido constatar el impacto que ha tenido el posgrado en Cuba y otras nacionalidades?

En Cuba ha sido muy positivo porque muchas personas que han pasado el posgrado se han incorporado a los círculos de Género en las diferentes delegaciones de la UPEC (Unión de Periodistas de Cuba) que existen en todo el país y cada vez crece más la calidad y cantidad de los trabajos que se presentan porque hay más preparación. En el caso de América Latina, el curso es un referente para el debate sobre los temas de género y medios de comunicación.

¿Cómo valora la doctora Isabel Moya la salud actual de los temas de género en los medios de comunicación de Cuba?

Yo creo que cada vez hay mayor presencia del tema, lo cual no quiere decir que me sienta satisfecha porque los enfoques desde los que se abordan no son los más correctos. Sin embargo me ha dado mucho placer el debate que se ha establecido en los medios a partir de la imagen peyorativa que se muestra de las mujeres en muchas manifestaciones de la música popular cubana. Realmente es un indicador de que el tema va ganando cada vez más espacio en las agendas comunicativas.

¿Qué opinión le merece el caso de Internet y las Redes Sociales?

Todavía son pocos los blogs en Cuba dedicados a los temas de género y yo creo que ese es un espacio en el que se debe hacer más.

Igualmente cuando se hacen foros y son promovidos desde nuestro país este es un tema del que se habla poco a pesar de su importancia porque uno de los grandes logros de la Revolución Cubana es el empoderamiento de las mujeres, sin embargo a veces nos referimos sólo a los resultados en materia de salud y educación.

También muchas veces se tergiversa la realidad cubana desde las propias mujeres para descalificar a la Revolución desde miradas estrechas que hacen hincapié en los problemas existentes. porque es cierto que la igualdad de género no se ha logrado en Cuba, pero toda la sociedad trabaja en ese sentido y eso es algo que ha puntualizado nuestro presidente, Raúl Castro, en sus más recientes discursos, sin embargo a veces desde fuera de la Isla sólo se ponderan las limitaciones y no se habla de los grandes logros.

¿Algún mensaje que quisiera enviar sobre el tema a Cuba y Latinoamérica?

Creo que los medios deben estar claros de que no es posible una comunicación verdaderamente democrática, inclusiva y participativa sino están las experiencias de las mujeres. Además es necesario constituirnos en una plataforma liberadora de los viejos estereotipos que propicie cada vez más el debate sobre los viejos modelos de ser hombre y mujer , de manera que se promuevan las nuevas perspectivas de evolución asumidas en la sociedad cubana y en muchos otros lugares del mundo.